Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

Comunicado al Alcadel de Valladolid de las 14 Calles que aun quedan por cambiar para cumplir la ley de memoria historica.

HOY HEMOS COMUNICADO AL ALCALDE LAS 14 CALLES QUE AUN QUEDAN POR CAMBIAR Y REITERAR EL CUMPLIMIENTO DE LA LEY DE MEMORIA HISTÓRICA PARA QUE VALLADOLID SEA UNA CIUDAD LIBRE DE SIMBOLOGIA FRANQUISTA.

Tras la reunión de nuestra plataforma con el alcalde Oscar Puente y con el teniente alcalde Manuel Saravia el pasado me de julio nos comprometimos a enviarle un documento con todas las calles, símbolos y demás que, a nuestro entender, faltan todavía de cambiar para cumplir la Ley de Memoria Histórica.

Pues bien, en el día de hoy hemos hecho llegar al alcalde la documentación que tenemos elaborada donde, van los nombres de calles que aún no se han cambiado (14 calles) así como una que si se cambió pero eligiendo mal el nombre (calle Francesco Scrimieri) y otras (calle Alemania, Italia y Portugal) que pensamos bastaría con añadir la palabra “República” para dejar de tener el carácter franquista.

También hemos añadido el nombre del I.E.S Antonio Tovar y el de algunos barrios. Así mismo, nos hemos permitido recuperar los antiguos nombres de algunas calles, barrios, pagos, etc. a modo de sugerencia por si considera tenerlo a bien para su posible sustitución.

Citamos el nombre de los dos puentes que sí se cambiaron pero aún siguen sin retirarse las placas de piedra con los antiguos nombres franquistas; las placas que en gran cantidad siguen estando en las fachadas de las viviendas solicitándole se comunique por escrito a los vecinos para que procedan a su retirada o en todo caso lo realice el propio Ayuntamiento como han hecho en otras ciudades sin apenas coste; y por supuesto la Laureada del Escudo cuya documentación no aportamos ahora pues por habérsela entregado con anterioridad en la citada reunión de julio.

Hemos sugerido que nos gustaría la posibilidad de que, desde una institución como el Ayuntamiento, se hiciera invitación tanto a entidades privadas como públicas para que se cumpla la ley de Memoria Histórica, dirigiendo cartas a la Universidad de Valladolid, al club de fútbol Real Valladolid, al Arzobispado de Valladolid o cualquier otra entidad “pucelana” que pueda mantener alguna simbología franquista.

Señalar al Señor alcalde, que en sus últimas declaraciones a la prensa sigue argumentando no tener claro el retirar la Laureada: “No es una prioridad”, “La Laureada lleva 80 años en el escudo”…; dando los mismos argumentos extraños que daba el anterior alcalde León de la Riva. También llevaba 80 años el monumento fascista a Onésimo Redondo y no por eso se justificaba mantenerlo para ensalzar una figura que apoyó desde al principio el golpe militar contra la República.

Los motivos de la concesión de la Laureada por el dictador Franco nos siguen indignando a todos los demócratas de la ciudad y ahora más que nunca cuando está empezando a documentarse que en el cementerio del Carmen hay una de las mayores fosas comunes del país con personas cuyo único delito fue defender la democracia.

Si consideramos que se ha tenido poca delicadeza con quienes estamos reclamando la retirada de esta simbología cuando recientemente y durante las fiestas de la cuidad se ha instalado un tapiz de grandes dimensiones en la escalera y entrada principal de la Casa Consistorial del escudo de la ciudad con la Laureada, nos ha parecido una grave desconsideración y de poco talante cuando estamos tratando que esta situación se resuelva definitivamente.

Cuando Oscar Puente tomó posesión del cargo de alcalde juró o prometió cumplir las leyes y en este caso le conminamos a cumplir la Ley de Memoria Histórica, de no hacerlo nos veremos obligados a pedir su dimisión por incumplir su promesa. Y no nos venga con la triquiñuela oportunista y mentirosa de abrir un proceso participativo para que los ciudadanos se pronuncien. Hasta ahora, que sepamos, ninguna ley estatal aprobada en el Parlamento ha sido posteriormente refrendada en una consulta por una parte los ciudadanos.

Finalmente consideramos que este asunto debe resolverse antes de final de este año, no se puede por más tiempo mirar para otro lado, por ello invitamos primero al alcalde y segundo al resto de los grupos municipales que apoyan al equipo de gobierno para que de una vez por todas Valladolid se convierta en una ciudad libre de simbología franquista y así se dé efectivo cumplimiento a dicha Ley.

Información adicional