Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

150 activistas sociales, políticos y culturales lanzan el llamamiento Valladolid toma la palabra

Una invitación a la población de la ciudad para conformar un programa de mayorías

Esta mañana se ha presentado un llamamiento, firmado por mas de 150 personas de la vida social y cultural de Valladolid y respaldado también por Izquierda Unida y Equo Valladolid que lanza un proceso abierto a la ciudadanía “para imaginar la Valladolid que queremos” y empezar a redactar un programa común, cuando quedan 11 meses para renovar la composición del Ayuntamiento.

Según los firmantes de este llamamiento, “la situación social y los derechos de las personas se deterioran en Valladolid a marchas forzadas” y frente a ello el Ayuntamiento de Valladolid no muestra voluntad ni capacidad de respuesta que no redunde en la pérdida de derechos “justificados como única salida a la crisis económica”, además de considerar las iniciativas ciudadanas y la participación en la vida pública “un problema y no la esencia misma de la democracia”.

 

El llamamiento apela a la generosidad y apertura de miras de activistas sociales y formaciones políticas para promover “un cambio de mentalidad que ponga el beneficio común por encima del particular” y “el programa antes que las siglas”.

 

El breve manifiesto aspira a que ese programa “saque lo mejor de Valladolid y sus barrios, que exprese los deseos de toda la población, que sirva para construir una ciudad joven y nueva, justa, culta y diversa, comprometida con un desarrollo sostenible y con los derechos de todos sus habitantes. Una ciudad funcional, que apueste por un nuevo modelo económico, donde se cuide con especial celo lo público y se estimule una economía social y plural que permita trabajar con dignidad sin emigrar”.

 

El proceso que se pone en marcha pretende “sumar y converger, encontrar puntos de unión entre las diversas asociaciones, formaciones políticas, grupos y personas que estén dispuestas a trabajar por esa idea de una nueva ciudad de Valladolid”.

 

Para ello, se ha habilitado una página web en el dominio www.valladolidtomalapalabra.org en el que cualquier persona puede apoyar el llamamiento y apuntarse para participar en las cinco áreas programáticas que se han definido: Cultura; Política Social; Buen Gobierno; Economía y Empleo; y Medio Ambiente y Urbanismo. Se comenzará con una primera fase de diagnóstico, para tratar de evaluar las necesidades de la ciudad para ir avanzando paulatinamente hacia la mayor concreción posible de las propuestas.

 

ADHESIONES

Entre los apoyos más destacados a este llamamiento están, en el ámbito cultural, los del músico y cantante de Celtas Cortos, Jesús Cifuentes, el músico y actor Javier Carballo, los gestores culturales Jorge Castrillón y Miguel Ángel Pérez “Maguil”, y activistas culturales como Beatriz Esteban, Antonio Macías o Pilar Cea.

 

En el ámbito de las políticas sociales están personas como la profesora de Pedagogía y feminista Rocío Anguita, activistas por el derecho a la vivienda como Luis Miguel Durán, Carmen Lozano o Sara Hernangómez, integrantes de la Marea Verde como Conchi Ayala o del movimiento LGTB como Raquel Centeno.

En lo relativo a medio ambiente y urbanismo participa profesorado universitario ligado a esas materias, como Óscar Carpintero, Margarita Mediavilla, Alejandra Martínez o Luis Javier Miguel; el director de la revista “Papeles de relaciones ecosociales y cambio global” Santiago Álvarez Cantalapiedra; al igual que la educadora ambiental Esther Benavente o defensores del ciclismo urbano como Salvador Azpeleta.

Con respecto a lo que se ha dado en llamar Buen Gobierno (participación, transparencia, etc.) se incorporan al llamamiento personas de larga trayectoria ligadas al trabajo vecinal y en los barrios como Ángel Bayón o Teresa del Cura y también personas más jóvenes como Margarita García Álvarez, Amparo Martín, o Javier Jiménez.

Por último, en lo relacionado con Economía y Empleo, las incorporaciones van desde sindicalistas como Luis Fernández Gamazo hasta desempleados en lucha como Miguel Ángel Luis, pasando por personas que trabajan en la economía social como José María Cofreces y Celia Blanco o la promoción de la banca ética, caso de Isabel Sancho o Marcelino Flórez.

Información adicional