Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU valora positivamente el cumplimiento del pacto para el gobierno del Ayuntamiento de Valladolid

Izquierda Unida Valladolid ha valorado positivamente el cumplimiento del pacto entre Valladolid toma la Palabra y el Partido Socialista para el gobierno del Ayuntamiento de Valladolid. El cumplimiento se está evaluando, tras pasar seis meses del acuerdo, a través de la consecución de las 103 medidas acordadas. La Asamblea Local de Valladolid constató que el 75% de estas medidas están realizadas o en desarrollo, incluidas muchas de las que se planteaban a medio y largo plazo. De las medidas inmediatas se han podido cumplir 19, mientras el resto, salvo 4 no abordadas, están en proceso de cumplirse. La excepción están siendo las medidas de organización interna del Consistorio, que han encontrado escollos en materia de ajuste de salarios de los cargos públicos, por la irrupción de un debate en el que han participado todos los grupos municipales, de elaboración de organigramas internos y de estudio de la fiscalidad municipal.

El balance muestra dos asuntos incumplidos claramente, pero no por culpa de nuestro grupo municipal. Se trata del establecimiento de los plenos por la tarde, desestimado por la reclamación de la Asociación de Profesionales de la Prensa de Valladolid alegando que les causaba problemas laborales  y la liquidación de la Sociedad Mixta de Turismo, asociada a la Concejalía de Cultura y Turismo que no ha abordado esta cuestión. También la política cultural del Ayuntamiento fue un tema tratado en la Asamblea con la queja de falta de alternativa a la cultura del pincho y el vino, instaurada por el anterior Ayuntamiento.

 El balance presentado por los miembros del Grupo Municipal de Valladolid toma la Palabra (VTLP) establece que, se han logrado ya 28 medidas que estaban recogidas en el pacto con el PSOE. Algunas han sido los primeros gestos que ha hecho nuestro Ayuntamiento, como abrir la puerta principal de la Casa Consistorial a los vecinos y vecinas, pero otras figuraban entre los objetivos a medio plazo, como el trasporte gratuito en los autobuses para menores de 12 años o la supresión de la policía a caballo, un capricho del anterior Alcalde que le estaba resultando muy caro a la ciudad. Incluso el grupo municipal de VTLP, en el que se integra Izquierda Unida, ha logrado que el Ayuntamiento establezca un Observatorio de los Derechos Humanos en un tiempo record habida cuenta de que era uno de los objetivos a largo plazo. Otras 49 están en desarrollo y tan sólo 19 no han sido aún abordadas, la mayoría planteadas a medio y largo plazo.

La Asamblea Local de Valladolid, previa a la que se celebrará este domingo de Valladolid toma la Palabra, discutió también otro documento en el que se mencionaban las oportunidades y carencias que han observado nuestros representantes municipales en su trabajo diario. En palabras de Alberto Bustos el trabajo del grupo, un poco descoordinado en los primeros momentos por el aterrizaje en sus respectivas concejalías, se están reorganizando. También se está moderando el número de visitas y encuentros con colectivos que vieron la oportunidad de llegar con más facilidad al equipo de Gobierno tras la salida del PP del Consistorio, un grupo que practicó una política muy alejada de los colectivos sociales. Precisamente una queja recibida por Manuel Saravia, María Sánchez y Alberto Bustos partió de representantes de organizaciones ciudadanas que asistieron a la Asamblea abierta de IU y que mencionaron la necesidad de seguir contando con sus opiniones a la hora de llevar a cabo la acción de gobierno. Los concejales pidieron a los representantes sociales fórmulas de mayor colaboración para lograrlo.

De cara al futuro, María Sánchez presentó como un gran avance el acuerdo para hacer Presupuestos participativos en la ciudad, ante lo que algunas voces pidieron que se habilite un mecanismo que facilite la participación ciudadana en este importante debate. También estableció los puntos estratégicos de la acción de gobierno en los siguientes meses, que tendrán que ver con el establecimiento de un Plan de Empleo, buscar más progresividad en los impuestos, especialmente en el IBI, recuperación de los servicios públicos que están privatizados, modificación de la ordenanza antivandálica, el plan de movilidad sostenible de la ciudad, conocido como Pimussva, la elaboración de un Plan General que nos permita tener una ciudad más humana y vivible, solucionar el difícil problema del soterramiento, cambiar los presupuestos culturales del Ayuntamiento y ver cómo revitalizar los mercados municipales que acusan cierta atonía. El grupo municipal ya está poniendo las bases para enfrentar algunos de estos problemas. Por ejemplo el concejal de Urbanismo, Manuel Saravia, ha dirigido una amplia serie de 28 charlas y encuentros para pensar la ciudad del futuro con vistas a la elaboración del Plan General. En este momento el Pimussva está abierto a la participación ciudadana y el último pleno del Ayuntamiento aprobó la modificación de la ordenanza antivandálica de Valladolid, con los votos en contra del PP, claro, lo que abre la posibilidad de erradicar del todo de nuestro ordenamiento la criminalización de la mendicidad o las multas por llevar bañador por la calle.

Información adicional