Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

El Grupo Municipal de IU lanzará una campaña de apoyo al pequeño comercio local.

Una campaña de apoyo. El Grupo Municipal de Izquierda Unida pone en marcha una campaña de apoyo al pequeño comercio local, que se desarrollará a lo largo del presente trimestre y se intensificará en las semanas cercanas a la navidad.

Se sitúa dentro de la política de IU en relación al comercio. Se trata de una propuesta que forma parte de las actuaciones políticas que esta formación viene desarrollando desde hace tiempo en defensa del comercio de proximidad, de pequeño o mediano tamaño, frente a las actuaciones que favorecen especialmente a las grandes superficies.

 

Se ha hecho valer la posición de IU frente a proyectos de ampliación de grandes superficies ya existentes o proyectadas (incluso el centro proyectado en el Valladolid-Arena), tanto en el sur de la ciudad como en el norte y en los municipios próximos. Se ha evidenciado también en el apoyo a las modificaciones de la regulación de usos y contra el vaciamiento del centro, así como en el apoyo crítico a la reforma del mercado del Val y en la defensa de unos horarios comerciales razonables. Se ha buscado ayudas en otras administraciones. Y se han llevado, después de organizar encuentros con asociaciones de comerciantes, universidad y grupos políticos de Valladolid y de algunos municipios del entorno, varias mociones al pleno municipal, proponiendo una estructura comercial más equilibrada (moción Pleno 3 de enero de 2012), o la redacción de un plan de choque de apoyo municipal a este tipo de comercio (moción Pleno 3 de septiembre 2013).

 

Necesidad de la campaña. Esta iniciativa parte de la preocupación por la enorme crisis que atraviesa el comercio local y de proximidad, que se ha cobrado el cierre de centenares de locales en los últimos años en los barrios y el centro de Valladolid. Una tendencia que afecta gravemente tanto a comercios muy consolidados que se ven en la obligación de bajar la persiana, como a nuevos negocios que tienen una altísima tasa de mortalidad a los pocos meses de su puesta en marcha. A todo ello no ayudan las medidas que toma en la práctica el Ayuntamiento de Valladolid, y muy en particular la solicitud de liberalización de horarios comerciales, que puede ser la puntilla para buena parte del pequeño comercio.

 

Unas medidas que benefician, por el contrario, a las grandes superficies y las franquicias de grandes cadenas comerciales. Pues estos establecimientos no solamente cuentan con la ventaja de un mayor volumen de negocio que permite abaratar los precios, sino que además pueden competir con horarios de apertura casi ilimitados. Pero todo ello es a costa del empeoramiento de las condiciones laborales de su personal y, en muchos casos, de generar un alto impacto ambiental en el transporte y fabricación de productos o de la elaboración de los mismos en condiciones indignas en otros países.

 

Objetivos de la campaña. Con la campaña se trata ante todo de concienciar, pero también de conocer. Pues con esta campaña Izquierda Unida pretende, por una parte, conocer la opinión del gremio de comerciantes sobre las últimas medidas adoptadas por la administración gobernante (en la Junta y en el Ayuntamiento), especialmente las referidas a la liberalización de horarios, y contrastarla con las altas cifras de apoyo que en ocasiones ha esgrimido la Concejala de Cultura, Comercio y Turismo, Mercedes Cantalapiedra.

 

Pero se pretende, sobre todo, tomar conciencia de la importancia social y económica de apoyar al pequeño comercio local y de cercanía. Un tipo de establecimientos que cuenta con una serie de ventajas que deben ser apoyadas tanto por la ciudadanía como por las instituciones: las personas que trabajan en el sector lo hacen en mejores condiciones laborales, contribuyen a dinamizar la economía local, el empleo es más resistente, las ganancias se reinvierten en el entorno próximo, se fortalecen los lazos sociales en los barrios y se generan circuitos de distribución de los productos más cortos y, por lo tanto, con menos impacto ambiental.

 

Fases y contenido. Como se ha dicho, la campaña se pondrá en marcha con la difusión de una encuesta entre las personas que trabajan en el sector acerca de su opinión sobre la liberalización de horarios. Aparte del material de esta encuesta, se elaborarán folletos y carteles para difundir en las zonas comerciales del centro y de los barrios, animando a consumir en el pequeño comercio local y disuadiendo de hacerlo en domingo. Todo lo cual se completará con la edición de material audiovisual y su difusión a través de redes sociales.

 

La campaña tendrá dos fases y culminará en las fiestas navideñas, debido a que es una de las épocas en las que los vecinos y vecinas más dinero gastamos en la compra de alimentos, ropa, o regalos y, por tanto, marca la diferencia para la supervivencia del pequeño comercio.

 

IU explicará la campaña a los representantes de los comerciantes, para explicarles sus objetivos y desarrollo, así como pedirles su colaboración.

 

 

Valladolid 22 de octubre de 2013

Grupo Municipal de Izquierda Unida

Información adicional