Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU reclama penalizar económicamente a la empresa encargada de las liquidaciones de la tasa de basuras por incumplimiento de contrato

El Grupo Municipal de Izquierda Unida reclama al equipo de gobierno, una vez más, que actúe de manera diligente en la gestión de la nueva tasa de recogida de residuos. Hace cuatro meses IU hizo públicas las irregularidades que la empresa podría estar cometiendo en la subcontratación y en la entrega de liquidaciones del tributo. Además solicitó tanto al alcalde como al concejal de Hacienda que se aclarasen a la máxima brevedad posible cuáles eran las empresas implicadas en la entrega y desde qué momento y mediante qué procedimientos se habían producido las subcontrataciones. Por su parte el equipo de gobierno no ha llegado a dar ninguna explicación sobre estas cuestiones, ni ha contribuido a despejar las dudas que ciudadanos y ciudadanas de Valladolid han planteado durante estos meses debido a la nefasta gestión de la tasa.

A esta situación hay que sumar la peregrinación que muchos vecinos y vecinas de Valladolid han llevado a cabo hasta las oficinas de Castillpost para recoger los recibos de la tasa de basuras. Lo hicieron por la insistencia de la empresa y del propio equipo de gobierno, cuando, según el pliego de condiciones técnicas, la entrega de las liquidaciones debía realizarse al sujeto pasivo en su domicilio, acreditándola documentalmente mediante firma manuscrita de la persona a quien se hacía dicha entrega y su número de DNI o documento identificativo equivalente, así como la fecha en que se entregó. O, en su defecto, a otra persona mayor de edad presente en dicho domicilio.

 

Pero de manera masiva la empresa ha procedido a dejar el aviso en el buzón y enviar a la gente a su oficina a recogerlo. El contrato firmado entre el Ayuntamiento e ICS el pasado 15 de marzo establecía los precios que se abonarían a la empresa siendo 1,23 euros (IVA excluido) por liquidación entregada y firmada en el domicilio de cada persona y 0,56 euros por liquidación no entregada por domicilio desconocido, ascendiendo el coste del contrato a casi 300.000 euros.

 

Ante esta situación IU considera que no se le deben abonar estas cantidades a la empresa como estaba previsto, ya que la realidad ha sido bien distinta de la prevista en el pliego. Desde el 14 de junio los y las contribuyentes se tuvieron que acercar a recoger su recibo. Por tanto, el trabajo que se había encomendado a la empresa finalmente fue llevado a cabo en buena medida por las propias personas afectadas, que han tenido también que soportar la imposición de una nueva tasa sin recibir ningún servicio nuevo por parte del Ayuntamiento.

 

Por ello, IU reclamará a la Concejalía de Hacienda que actúe frente a las irregularidades y proceda a penalizar a la empresa por mala gestión en la entrega de las liquidaciones, como contempla el propio contrato del servicio y el pliego administrativo de la tasa.

María Sánchez 

Información adicional