Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU reclama al Ayuntamiento un giro radical en la política municipal para evitar la degradación del empleo público

El Grupo Municipal de Izquierda Unida llevará al Pleno municipal de octubre, la reconsideración de la política municipal de personal, para evitar la degradación del empleo público. Un deterioro que puede llegar tras la congelación de salarios por cuarto año consecutivo, después de la supresión de una paga extra y la reducción de los beneficios sociales de los empleados públicos municipales.

 

Por otra parte he de recordarse la política de amortización de las plazas (no se cubren las jubilaciones y la tasa de reposición es nula), no se cubren muchas bajas laborales (de enfermedad, maternidad, etc., algunas de meses) y, salvo las 10 plazas de Policía Municipal, no se convoca empleo público. Está en marcha un proceso de externalización de numerosas funciones, sacando fuera los servicios públicos y privatizándolos, con unas condiciones laborales en muchos casos precarias. Y por último hay que hablar de las frecuentes declaraciones o insinuaciones tendentes al descrédito de los trabajadores públicos.

 

Las consecuencias son claras. No ya sólo por la repercusión que tiene en la vida urbana (por ejemplo, respecto al consumo), o por afectar al ímpetu o estado de ánimo de la administración pública, sino sobre todo por lo que afecta a la calidad de los servicios públicos, que sostienen la ciudad (hablamos del transporte, los servicios sociales, la seguridad, etc., ahora más necesarios que nunca).

 

 

Alberto Bustos García

Información adicional