Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

Por el Derecho al aborto, nuestros cuerpos, nuestras vidas.

El próximo  28 de Septiembre, se celebra el Día por la Despenalización del Aborto y la promoción y defensa de los Derechos Sexuales y Reproductivos. Con este motivo la Coordinadora de Mujeres de Valladolid, en la que está integrada Izquierda Unida, ha convocado actividades reivindicativas por el derecho al aborto y contra la reforma de la ley que pretende el Ministro Gallardón.

 

Las actividades comenzarán el jueves, 26 de septiembre con una Mesa redonda sobre la Reforma de la Ley del Aborto y sus consecuencias en la que intervienen:María Jesús Diez-Astrain Foces, Abogada y José María Martínez, Enfermero. La mesa redonda tendrá lugar a las  20.00 horas en el  Ateneo Republicano. (C/ Piedad).

El viernes, 27 de spetiembre está convocada una manifestación que partirá a las 20,30 horas desde la Plaza de Zorrilla y en la que se exigirá la retirada de la reforma de la Ley del Aborto y el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo.

La Coordinadora de Mujeres de Valladolid ha elaborado el siguiente manifiesto:

En 1985, en nuestro país se produjo, gracias  a la lucha feminista, una despenalización parcial de la Interrupción voluntaria del embarazo y tuvieron que pasar 25 años, hasta 2010, para una reforma de la ley más avanzada, pero aún con muchas limitaciones.

 El derecho a decidir de las mujeres sobre su maternidad, no se puede enmarcar en un debate ajeno a la libre decisión de las mujeres. Es un derecho fundamental y, como tal, no puede ser objeto de intercambio con los estamentos religiosos y sociales más reaccionarios.

Las mujeres como sujetos indiscutibles de plenos de derechos, no pueden estar al arbitrio de de las olas involucionistas de los gobiernos de turno; no podemos permitir que el actual Gobierno del PP, pretenda situar nuevamente a las mujeres en el roll de madres, esposas y cuidadoras; que pretenda socavar su independencia y autonomía.

Aproximadamente 3.550 mujeres  interrumpieron su embarazo por riesgo de graves anomalías en el feto y anomalías fetales incompatibles con la vida.

El 89,77% de las Interrupciones voluntarias de embarazo se produjeron  en las 12 primeras semanas de gestación.

Solo el 2%  de los abortos se realizan en la sanidad pública lo que conlleva la privatización encubierta de la prestación.

Desde la Coordinadora de Mujeres de Valladolid.

DEFENDEMOS Y EXIGIMOS:

Defendemos el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, a la libre  decisión de las mujeres: sin interferencias, sin condicionantes, sin tutelas, ni penalizaciones.

Que no se atente contra los derechos fundamentales de las mujeres y NO se modifique de manera restrictiva la actual Ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo.

Que se amplíen los derechos reconocidos en el texto vigente para que se reconozca, como siguen reivindicando el Movimiento Feminista y gran parte de las Organizaciones de Mujeres, al menos materias tan imprescindibles como:

La creación de Centros de Planificación Familiar.

Que se imparta educación afectivo-sexual en los currículos escolares, en forma de asignatura obligatoria, en colegios e institutos.

El aumento de los abortos en  mujeres jóvenes  pone de manifiesto las barreras existentes para el acceso a los métodos anticonceptivos. Con el fin de variar esa tendencia consideramos urgente que la anticoncepción tenga el mismo tratamiento financiado que otros productos de farmacia y parafarmacia dentro del sistema sanitario público, ya que ni los preservativos, ni los diafragmas, ni los DIUS, ni la píldora pos-coital, están financiados.

La despenalización total del aborto voluntario, eliminando su actual penalización en el Código Penal.

Asegurar la plena capacidad de las mujeres, incluyendo las jóvenes, para tomar decisiones sobre su maternidad y sobre sus vidas. El requisito de los 3 días de reflexión y el sobre informativo, representan un intento de ejercer presión sobre las mujeres, y solamente es un obstáculo a la libre decisión.

Asimismo esta cobertura debe estar garantizada en cualquier momento del embarazo si supone un peligro para la salud de la mujer.

Asegurar a las mujeres inmigrantes que se encuentren en situación administrativa irregular, total prestación sanitaria también para acceder a la Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Un protocolo común para todo el Sistema Nacional de Salud, que asegure la prestación efectiva de la interrupción voluntaria del embarazo en la red sanitaria pública, con equidad territorial que asegure el acceso y proximidad similar en todos los territorios.

La Justicia social,  pasa por respetar la capacidad de las mujeres a definir su proyecto de vida. Sin duda, el embarazo y la maternidad son circunstancias que inciden de manera directa en la vida de las mujeres, y es a nosotras a quien compete decidir sobre ella. Somos seres autónomos con capacidad para decidir sobre nuestras vidas y nuestros cuerpos sin necesidad de tutelajes de ningún tipo, ni ideológicos, ni administrativos, ni políticos, ni religiosos.

POR EL DERECHO AL ABORTO LIBRE Y GRATUÍTO EN LA SANIDAD PÚBLICA.

DIMISIÓN DEL MINISTRO  GALLARDÓN

COORDINADORA DE MUJERES DE VALLADOLID

 

Información adicional