Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

El Grupo Municipal de IU presentará una moción para garantizar las prestaciones de la Ayuda a Domicilio a más de 3000 personas mayores y dependientes

Imagen del grupo municipal

El Grupo Municipal de Izquierda Unida presentará en el próximo Pleno municipal una moción dirigida a garantizar las prestaciones de la Ayuda a la Dependencia a las más de 3000 personas mayores y personas dependientes que les afecta. Es un programa con cierta veteranía dentro del ámbito de la acción social en Valladolid que en ocasiones ha sido criticado por sus largas listas de espera o la excesiva burocracia que han limitado la eficacia de las acciones. Sin embargo ha gozado de cierta estabilidad y ha funcionado, en general, razonablemente bien. El Ayuntamiento se ha nutrido de recursos de la Junta de Castilla y León para su ejecución pero también ha aportado recursos propios.

Pero desde hace poco más de un año se han venido produciendo una serie de recortes y cambios en la gestión que han provocado que el acceso a los servicios del programa por parte de los potenciales usuarios se haga cada vez más complicado. Y en los últimos meses, por aplicación de la Orden FAM/644/2012 de la Junta de Castilla y León que a su vez recoge los recortes del Gobierno Central establecidos en el RDL 20/2012 de 13 de julio, la situación se ha agravado notablemente. Aunque es importante decir que estas normas marcan unos mínimos en los servicios que se prestan, pero no impiden desarrollar acciones municipales que los superen.

Hay que indicar tres problemas fundamentales en la situación actual.

1º. La drástica disminución de las horas de servicio a las personas mayores y dependientes. Y así encontramos, por ejemplo, un buen número de personas que antes tenían un servicio de 22 h. mensuales que pasarán a recibir la mitad, de tan solo 11 h. a lo largo de todo un mes. Otros muchos casos están pasando de recibir 42 h. mensuales a sólo 20 h. En el caso de las personas con “gran dependencia” reconocida se pueden encontrar recortes de 20 h. mensuales. En algunos casos de personas sin reconocimiento de dependencia que recibían asistencia para determinadas tareas (limpieza, compra, comida, etc.) se están eliminando o reduciendo esas ayudas. Todo ello provoca un mayor deterioro físico, emocional e intelectual de las personas, así como mayores riesgos de todo tipo, al no estar suficientemente apoyadas o supervisadas. Es evidente que cuanto mayor sea la dependencia y más importantes las limitaciones de las personas que requieren el servicio, los riesgos van creciendo hasta poder provocar situaciones muy graves.

2º. Bloqueo administrativo a la realización de “nuevas altas”. Tras los últimos cambios legislativos se precisa, para la concesión del servicio de ayuda a domicilio, la valoración previa del grado de dependencia. Cuando una persona realiza una solicitud para recibir el servicio de Ayuda a Domicilio se paraliza su expediente hasta que no se realice la valoración de dependencia. Y de este modo el Ayuntamiento puede afirmar alegremente que no hay lista de espera en el Servicio. Lo cierto es que trámites que hace un año podían demorarse dos meses, actualmente se dilatan más de un año.

3º. La disminución del número de personas que reciben la asistencia y de la cantidad de horas que les son asignadas, lo que está acarreando a su vez una progresiva reducción de plantilla en las empresas concesionarias de los servicios así como un empeoramiento de las condiciones laborales.

En opinión de IU una sociedad justa ha de asegurar los derechos y la dignidad de todas las personas. Es también la dignidad como sociedad, como ciudad la que está en juego. No es comprensible que el equipo de Gobierno del Partido Popular continúe derrochando alegremente recursos que son de todos mientras deja sin atender necesidades primarias de la ciudadanía. Sin embargo, la situación podría reconducirse si existe voluntad política para hacerlo ya que: 1º) Existe una necesidad social que requiere un buen servicio de ayuda a domicilio. 2º) Valladolid cuenta con excelentes profesionales y con un recorrido y experiencia avalado por muchos años de desarrollo del programa. 3º) El Ayuntamiento puede y debe ordenar sus prioridades y el destino de sus recursos económicos a las verdaderas necesidades de las personas.

Por ello, el Grupo Municipal de izquierda Unida presentará una Moción en el próximo Pleno del Ayuntamiento encaminada a asegurar los recursos suficientes a corto, medio y largo plazo, para una prestación adecuada del servicio de ayuda a domicilio a personas mayores y dependientes. La estimación de la cantidad que el Ayuntamiento deja de destinar a este servicio es de 250.000 euros en el presente año. Hay gastos de los que se puede prescindir, por eso, el Grupo Municipal de IU está estudiando la liquidación del presupuesto para realizar una modificación de créditos que reste de algunas partidas presupuestadas y destine esa cantidad a mantener el servicio de ayuda a domicilio.

made with love from Joomla.it

Información adicional