Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

Izquierda Unida advierte que la importante pérdida de usuarios en el Servicio de Teleasistencia Municipal supone una alerta sobre el posible descenso de calidad en el mismo.

El servicio, que atendió a 3590 personas en 2012, cuenta en la actualidad, únicamente con 2484 usuarios.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha conocido los datos sobre el número de personas que actualmente están siendo atendidas por el Servicio Municipal de Teleasistencia. Las cifras marcan un notable descenso en el número de usuarios con respecto a 2012.Mientras el pasado año se atendió a 3590 personas, en la actualidad, únicamente se atiende a 2484. A juicio de Izquierda Unida, este acusadísimo descenso puede deberse al cambio de empresa adjudicataria del servicio. Este cambio supuso, el pasado 1 de Abril, que Cruz Roja dejara de prestar el servicio para que fuera la empresa multiservicios CLECE quien se encargara de desarrollarlo.

 

Izquierda Unida quiere recordar que todo el proceso de cambio de contratista generó una enorme incertidumbre entre las personas usuarias debido a la deficiente información ofrecida por parte del Ayuntamiento y, sobre todo, al hecho de que la nueva empresa recibiera una de la peores puntuaciones a la hora de valorar el pliego de condiciones técnicas (3 sobre 10). El propio Ayuntamiento reconoció que se adjudicó el servicio a la empresa que ofreció las condiciones económicas más ventajosas

 

El Servicio de Teleasistencia es una prestación de apoyo en el domicilio que, a través de la línea telefónica y con un equipamiento de comunicaciones e informático específico ubicado en un centro de atención y en el domicilio, permite a las personas beneficiarias entrar en contacto verbal manos libres con un centro atendido por personal específicamente preparado para dar respuesta adecuada a la necesidad presentada, bien por sí mismo o movilizando otros recursos humanos o materiales propios del usuario o existentes en la Comunidad. A juicio de Izquierda Unida se trata de una prestación básica para la salud de miles de personas mayores, que no puede verse disminuida por los recortes económicos que en materia social está llevando a cabo el Ayuntamiento de Valladolid. Resulta muy llamativo saber que a pesar del descenso en la aportación que los usuarios han de hacer para poder recibir el servicio, prácticamente 1/3 de ellos han optado por dejar de recibir el servicio municipal.

 

Izquierda Unida vuelve a reclamar a la Concejalía de Familia y Bienestar Social fijar unas líneas rojas que bajo ningún concepto deban traspasarse a la hora de atender las necesidades básicas de las personas. Cabe recordar que las personas mayores de Valladolid, están sufriendo importantes recortes en la atención que reciben en la Ayuda a Domicilio, en los Centros de Personas Mayores o en el propio Servicio de Teleasistencia.

 

 

                                                                       Alberto Bustos García

Información adicional