Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

Izquierda Unida denuncia la progresiva privatización de las bibliotecas municipales.

La concesión municipal de 363.120 € a una empresa privada hace que las bibliotecas de Parque Alameda y Martín Abril pasen a ser meros puntos de préstamo.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida denuncia que el Ayuntamiento ha adjudicado la gestión de los puntos de préstamos, el apoyo a las bibliotecas y  gestión de la biblioteca virtual a una empresa privada (La letra I), haciendo patente con ello la progresiva privatización del servicio de bibliotecas municipales.

 

Un contrato de servicios aprobado por la Junta de Gobierno municipal, con una cuantía de 363.120 €, que deja en manos privadas la gestión completa de los 9 puntos de préstamo (Las Flores, Pilarica, Puente Duero, San Pedro Regalado, La Victoria, Belén, Esgueva, La Overuela y Bailarín Vicente Escudero) Además, llama preocupantemente la atención que, con el fin de dar un barniz de legalidad al contrato adjudicado, dos de las bibliotecas municipales, Parque Alameda y Martín Abril, pasen a ser consideradas como meros puntos de préstamo. Este cambio se produce, sin duda, para justificar la ausencia del personal que la ley obliga a mantener en la bibliotecas municipales: bibliotecarios, auxiliares de bibliotecas y auxiliares vigilantes. El cambio podrá provocar también que estos dos centros no tengan problema alguno en reducir sus servicios y su horario de apertura significativamente, lo que resultará un claro perjuicio para los usuarios de ambas zonas de la ciudad.

 

IU quiere destacar que los puntos de préstamos municipales nacieron con la vocación de ser gestionados por organizaciones sociales, algo que ha venido suponiendo un buen servicio, una repercusión positiva en la vida social de cada uno de los barrios y una dinamización cultural que ha ido mucho más allá de las obligaciones que la asociaciones, juveniles, culturales o vecinales, adquirían con el propio Ayuntamiento. Sin embargo la implicación de la sociedad en el ámbito cultural sufre un nuevo golpe, con la adjudicación del mencionado contrato, precisamente desde la Concejalía encargada de promover la participación ciudadana.

 

Pero la privatización de las bibliotecas no queda ahí, ya que se ha concedido a “La Letra I” la gestión de la Biblioteca Virtual y el apoyo puntual al resto de bibliotecas que aún son gestionadas directamente por el Ayuntamiento. El contrato recoge que la empresa contratista podrá recibir, además, el encargo de realizar “cualquier otra tarea relacionada con las bibliotecas municipales que le sea encomendada desde el área de Atención y participación ciudadana”. En opinión de IU, las bibliotecas públicas de Valladolid son probablemente una de las referencias cultural más estable y reconocidas por parte de la ciudadanía. Un buen número de usuarios demanda sus servicios y utiliza sus instalaciones, buscando un espacio de encuentro y de relación a través del mundo del libro. Sin embargo la progresiva privatización del servicio y los problemas de coordinación interna en la propia Concejalía, están provocando la disminución de la calidad así como de la reducción paulatina del personal capacitado para la adecuada atención a las personas usuarias.

Alberto Bustos García

Información adicional