Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU denuncia que el Acuerdo Marco de cofinanciación de servicios sociales consolida los recortes y deja muy dañado el Programa de Ayuda a Domicilio.

A juicio del Grupo Municipal de Izquierda Unida, al “Acuerdo Marco” firmado por la Junta de CyL y el Ayuntamiento de Valladolid supone poner en riesgo la calidad de servicios sociales básicos para la calidad de vida de la ciudadanía. A pesar del preocupante aumento de las necesidades sociales, el Acuerdo Marco para la cofinanciación de los servicios sociales no recoge prácticamente incrementos presupuestarios en ninguna partida. Bien al contario, algún programa importante sufre evidentes minoraciones económicas. IU ha mostrado especial preocupación al conocer que una de las partidas más importantes, el Programa de Ayuda a Domicilio, sufrirá un nuevo e importante recorte de alrededor de 200.000 €.

El Programa de Ayuda a Domicilio para personas mayores y/o dependientes sufre un grave recorte por parte de la Junta de Castilla y León. Cabe recordar que el pasado Acuerdo Marco ya supuso una bajada del 10% y que el propio Ayuntamiento de Valladolid redujo 1.000.000 € la partida para este programa en el actual presupuesto municipal. En opinión de IU, la drástica disminución de servicios como limpieza, canguros, comida, lavandería o asistencia personalizada, está comenzando a provocar un mayor deterioro físico, emocional e intelectual de las personas, así como mayores riesgos de todo tipo, al no estar suficientemente apoyadas o supervisadas. Es evidente que cuanto mayor sea la dependencia y más importantes las limitaciones de las personas que requieren el servicio, los riesgos van creciendo hasta poder provocar situaciones muy graves. Los últimos datos ofrecidos por la propia Concejalía mostraban que los recortes están afectado al 26% de los usuarios del programa. Todo hace indicar que el nuevo “tijeretazo” supondrá una gravísima minoración en derechos básicos para más de 3500 personas mayores y dependientes.

IU quiere recordar que el pasado año el Acuerdo Marco ya sufrió un recorte del 8´5% en la financiación autonómica que provocó un enorme retroceso en buena parte de los servicios desarrollados desde la Concejalía de Familia y Bienestar Social así como la práctica desaparición de determinados programas de apoyo a personas y familias. Este recorte que se apuntó como coyuntural viene a consolidarse en el actual acuerdo que será refrendado el próximo viernes en la Junta de Gobierno municipal.

Los escasos incrementos presupuestarios que recoge el acuerdo vienen obligados por la ausencia de financiación estatal, como sucede en el caso de la Tele-Asistencia en el que la desaparición del convenio con la Federación Española de Municipios y Provincias supuso que el Ayuntamiento de Valladolid dejara de percibir 147.000 €. El otro incremento del acuerdo apunta a un aspecto meramente formal, ya que consiste en la recuperación de presupuesto asignado a afrontar la paga extra del personal, que fue eliminada de forma temporal en el segundo semestre de 2012.

A juicio de IU El Equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento ha tenido una actitud muy sumisa ante la Junta de Castilla y León en la negociación de una financiación justa, lo que permite suponer que no se opone a las rebajas efectuadas y comparte la filosofía de recortes sociales. IU ha instado en repetidas ocasiones al Equipo de Gobierno a acordar, por parte de todos los grupos municipales una serie de prioridades o “líneas rojas” en el ámbito de los servicios sociales. Sin duda, el Partido Popular las está traspasando en repetidas ocasiones.

 

Alberto Bustos García

Información adicional