Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU lleva a la Comisión de Movilidad la formación de “itinerarios seguros al colegio”.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha presentado una moción a la Comisión de Movilidad, Presidencia, Seguridad y Desarrollo Sostenible, que se celebrará esta semana (presumiblemente el jueves próximo), en la que se pide al Ayuntamiento la formación de “itinerarios seguros” o “caminos seguros al colegio” que vienen reclamando desde hace tiempo tanto esta formación política como la veintena de colectivos, organizaciones sociales, educativas y vecinales de Valladolid que en septiembre de 2012 plantearon este tema como una de las principales reivindicaciones incluidas en los “actos alternativos” de la Semana de la Movilidad.

 

La constitución de “caminos escolares seguros” es una “buena práctica” de la movilidad urbana que cuenta ya con gran aceptación en todos los sectores sociales y un buen número de experiencias nacionales e internacionales. Lo avala la FEMP como “buena práctica”, y el Ministerio de Fomento (que en su web tiene colgada desde 2010 una guía divulgativa para informar de todos los aspectos que implica la puesta en marcha de rutas seguras al colegio: contenidos y actividades educativas; metodologías de análisis de la movilidad y de estudio del espacio urbano; soluciones técnicas para el calmado de tráfico y la creación de itinerarios peatonales y ciclistas; y referencias que sirvan de guía para inspirar nuevas iniciativas). La Dirección General de Tráfico también ha editado otra guía: “Camino Escolar paso a paso”.

 

El Ayuntamiento de Valladolid no está respondiendo en este aspecto a las demandas ciudadanas. En la guía de la DGT se lee: “Hacer seguro y atractivo el camino de casa al colegio es una forma de ir recuperando espacios para la infancia y hacer habitables nuestras calles y plazas”. Y en el libro titulado “Alegaciones”, del Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España (2008), se hace referencia a un episodio de la película El espejo (“Ayneh”, Irán, 1997), del director Jafar Panahi, en el que se relata la vuelta a casa de Mina, a la que no han podido ir a buscar al colegio un día, como una verdadera odisea. En el capítulo “Una niña como Ulises” se dice: “Moverse libremente y hacerlo con seguridad en la ciudad, multiplicar la accesibilidad y reducir las ocasiones de peligro, son cuestiones íntimamente relacionadas de las que el urbanismo ha de dar cuenta”.

 

Manuel Saravia Madrigal

Información adicional