Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU invita a premiar la “tapa más ecológica” en el Concurso Nacional de Pinchos y Tapas

Concurso nacional de PinchosAprovechando la celebración en la Plaza de España de Valladolid del V Mercado de Alimentos Ecológicos, el Grupo Municipal de Izquierda Unida se ha dirigido a los organizadores del Concurso Nacional de Pinchos y Tapas Ciudad de Valladolid, así como a la Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL, organizadora del Mercado citado), para proponerles la creación de un nuevo galardón en el citado certamen que valore la “Tapa más Ecológica”.

 

IU ha remitido escritos a la Sociedad Mixta para la promoción del Turismo de Valladolid, la Asociación Provincial de Hostelería y la UCCL, en los que sugiere que, aparte de los premios ordinarios del Concurso (campeón y subcampeones), se incorpore en el citado Concurso, al menos con el mismo rango que los accésits al “mejor concepto de tapa”, “tapa más vanguardista”, “tapa más tradicional”, que se prevén en el apartado 16 del Reglamento, otro denominado “tapa más ecológica”.

 

En este último se destacaría el mejor pincho entre los que hubiesen utilizado exclusivamente productos ecológicos, de la “cesta verde”. Tapas creadas con alimentos, como son los de producción ecológica, que recuperan los gustos originales, elaborados de manera natural, mediante prácticas amables con elmedio ambiente, que minimizan el impacto humano: nada de transgénicos, ni de fertilizantes ni de plaguicidas químicos; cría en espacios abiertos y aprovechamiento de los recursos cercanos a la zona de cultivo o de cría. Proporcionando así “alimentos frescos, sabrosos y auténticos al tiempo que se respetan los ciclos vitales de los sistemas naturales" (Comisión Europea de Agricultura).

 

Se aprovecharía con ese nuevo galardón un encuentro profesional entre especialistas, como es el Concurso de Pinchos y Tapas, para promocionar el uso de productos ecológicos, que ofrecen indudables ventajas y que deben ser apoyados por la administración, si tenemos en cuenta sus beneficiosos efectos sobre el medio ambiente, la salud y el empleo local. Y se promocionaría un mercado, como es el ecológico, de gran potencial, según se explica en el último informe de la Organic Farming in the European Union. España es el primer país de la UE y el sexto del mundo en cuanto a superficie destinada a la producción ecológica. Los alimentos utilizados en el concurso deberían estar adecuadamente certificados como ecológicos (o biológicos u orgánicos, que son otros términos utilizados para el mismo concepto), conforme a los requisitos que oficialmente se establezcan.

 

A juicio de IU se trata de una propuesta de muy fácil implementación, por cuanto los accésit no tienen dotación económica alguna. Y sólo habría que incluir en el funcionamiento del concurso las garantías, de quienes deseasen concurrir al nuevo galardón, respecto al carácter ecológico de los ingredientes utilizados, que se incorporarían en el artículo 2ª del citado Reglamento. Es una cuestión, por tanto, básicamente de voluntad política. En el futuro los alimentos ecológicos van a jugar un papel crecientemente significativo, y singularizar en este Concurso una línea de trabajo preocupada por su valoración parece una decisión razonable. Sería el principio de una línea de trabajo en el Concurso de Pinchos llamada a adquirir mucha más importancia en el futuro.

 

Si los pinchos y las tapas de cocina, como “seña de la identidad gastronómica” de un lugar, ponen de manifiesto “la versatilidad culinaria del país”, y funcionan “como punta de lanza en la difusión y en el auge internacional de la cocina española” (citas de la convocatoria del Concurso), bien vendría, según IU, abrir esta ventana a ese futuro más ecológico que debería ayudarse a implantar.

Manuel Saravia

Información adicional