Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU considera que los contenidos de la IX Semana Intercultural están alejados de la realidad que viven las personas inmigrantes

El Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Valladolid valora de forma positiva la realización de espacios de encuentro, debate, formación e intercambio intercultural. En este sentido la organización, entre los días 24 y 30 de septiembre, de la IX Semana Intercultural es una buena oportunidad para generar uno de esos espacios, atendiendo a la nueva realidad económica y social y su incidencia en la población inmigrante.

Sin embargo, a juicio de IU, el programa previsto en tales jornadas por el Ayuntamiento de Valladolid está alejado de la realidad y no aborda la problemática fundamental que la población inmigrante está viviendo. Da la sensación de que la organización de la Semana se ha convertido en un trámite en el que el Ayuntamiento se limita a cubrir el expediente y maquillar las carencias que presenta en los servicios de atención, información y promoción.

El Grupo Municipal de IU no entiende cómo es posible que unas actividades que suponen un gasto de alrededor de 18.000 € aporten tan poco contenido al debate sobre la nueva realidad que la crisis económica ha llevado al conjunto de la población en general y a las personas inmigrantes en particular. Considera que se pierde una buena oportunidad para compartir puntos de vista sobre cómo afrontar desde las administraciones públicas y desde el movimiento asociativo las diferentes problemáticas.

Desde IU se valora muy positivamente la aportación de las organizaciones de personas de inmigrantes y otros colectivos a la organización de esta Semana Intercultural, pero considera que el Ayuntamiento de Valladolid no responde adecuadamente a ese esfuerzo y compromiso de la sociedad civil. No es lógico que en ninguna de las actividades programadas en las jornadas se aborde uno de los temas que más puede modificar las condiciones de vida de las personas inmigrantes: el derecho universal a la sanidad pública. Cabe recordar que desde el pasado 1 de septiembre, por aplicación del Decreto 16/2012, miles de personas no disponen de la atención sanitaria que prestan los servicios públicos. Se han cerrado los ojos ante esta situación y no se han tomado las suficientes medidas, a través de sus servicios de información y atención, para minimizar el impacto de la eliminación del derecho a la atención sanitaria.

Información adicional