Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

El Grupo Municipal de IU presenta un recurso de reposición contra la “suspensión cautelar” de información y reclama la anulación de la modificación del PGOU en las Jesuitinas

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha presentado hoy, 15 de julio de 2013, un recurso de reposición frente a la “suspensión cautelar” de información decretada por el Alcalde el pasado 25 de junio de 2013, y que tuvo como consecuencia más evidente que no se facilitase a IU un informe fundamental para su trabajo en el asunto de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en “las Jesuitinas”.

 

En efecto, el pasado 25 de junio de 2013 el portavoz de IU fue convocado al despacho del Alcalde a última hora de la mañana, y en presencia de la Concejala de Urbanismo, Vivienda e Infraestructuras, Cristina Vidal, y del Secretario General de la Corporación, Valentín Merino, el Alcalde estableció que desde ese momento el Grupo Municipal de Izquierda Unida (IU) dejaría de tener acceso a la información municipal.

 

Al día siguiente, en el Consejo de Administración de la Gerencia de Urbanismo, su Presidenta, Cristina Vidal, hizo entrega a los representantes del Grupo Municipal Socialista de un informe en el que se valoraban las plusvalías de la operación inmobiliaria de “las Jesuitinas” (una modificación del PGOU vigente). Un informe que no estaba en el expediente de planeamiento de la modificación, pero que tiene una evidente conexión con el mismo. Al ver de qué se trataba, el representante del Grupo Municipal de IU solicitó copia del mismo. La Presidenta se negó a facilitarlo con el argumento de que se había decidido (el firmante no puede recordar el término exacto: “decidido”, “decretado”, “dictado” u otra expresión semejante) por el Alcalde, el día anterior, una “suspensión cautelar” de la información a IU. La expresión “suspensión cautelar” fue literal y se repitió en varias ocasiones. Obviamente son testigos todos los asistentes al Consejo.

 

Las declaraciones a la prensa de la propia concejala o de “fuentes municipales” pusieron de manifiesto la existencia de tal suspensión. En El Norte de Castilla del 27 de junio de 2013 la concejala aseguraba “que la suspensión no es definitiva” (o sea: que existió). Y en la edición del 28 de junio (p. 8) se pudo leer: “El primer edil ha tenido a la formación [IU] durante 24 horas bajo una ‘suspensión cautelar de información”. En El Día de Valladolid (28 de junio de 2013, p. 6) se leyó: “Fuentes municipales aseguran que la suspensión fue en todo momento ‘verbal’ y sólo fue efectiva en el Consejo de la Gerencia de Urbanismo” (o sea: que existió). Y en la edición del día anterior: “Fuentes municipales han considerado que la justificación para esa decisión [mantener “sin acceso temporalmente a la documentación municipal”] es que Izquierda Unida ha utilizado información…”. En El Mundo-Diario de Valladolid del 27 de junio de 2013 se pudo leer: “Por decisión del regidor, Francisco Javier León de la Riva, se ha suspendido de forma cautelar la entrega de información a IU”.

 

Posteriormente, el lunes 1 de julio, se celebró Pleno Municipal ordinario y en él se vio el asunto de “las Jesuitinas”. IU pidió que quedase sobre la mesa, al no haber tenido acceso a un documento importante que había solicitado. La concejala Cristina Vidal reconoció que no se había facilitado el informe, y dijo (puede verse en http://www.plenosonline.com/valladolid/pleno-de-1-de-julio-de-2013): “El Señor Izquierdo amablemente se ofreció a darle una copia que entiendo que por compañerismo se lo dio [sic] nada más llegar al despacho”. Lo cual no fue así. Pero a su vez el mismo Sr. Izquierdo (portavoz del Grupo Municipal del PSOE) había dicho anteriormente (minuto 3.37): “el informe que al Sr. Saravia no le quiso dar”.

 

“Es evidente, por tanto –se dice en el recurso-, que la orden de ‘suspensión cautelar’ dictada por el Alcalde existió y tuvo consecuencias, resultando jurídicamente indiferente que se le denomine ‘suspensión cautelar’ de derechos o decisión de ‘adoptar cautelas o medidas de prudencia’ o cualquier otra cosa, pues los efectos de dicho acto, que es lo jurídicamente relevante (y no su denominación), es lo que se pretende combatir por medio de este recurso”. Una decisión que, utilizando las palabras del mismo Secretario General de la Corporación “…no puede ocurrir”. “La aplicación de nuestro derecho de información –sigue el argumentario del recurso- trasciende la aprobación de la modificación del Plan y provoca su nulidad, tal y como ha declarado la Sala Tercera del Tribunal Supremo en las sentencias de 12 de noviembre de 2010 y 12 de julio de 2012”.

 

De manera que se solicita dejar sin efecto la decisión adoptada en su día por el Alcalde de “suspensión cautelar” de información a IU o de “adoptar cautelas o medidas de prudencia’ consistentes en privar de información a este Grupo Municipal o como se la quiera denominar; y ordene que se facilite al Grupo Municipal de Izquierda Unida sin cautela ni prudencia alguna y sin restricciones de ninguna clase cuantos antecedentes, datos, información y documentos sean necesarios para el ejercicio de su labor de control y fiscalización de la actividad municipal. Igualmente se anulará la aprobación de la modificación del PGOU referente a ‘las Jesuitinas’, se enviará copia del informe requerido en su día y se restaurará la legalidad volviendo a tratar en un próximo Pleno el asunto de la modificación del PGOU en ese mismo ámbito”.

 

Manuel Saravia Madrigal

Información adicional