Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU advierte del maltrato sistemático a los contribuyentes en la implantación de la tasa de basura, donde la peregrinación a Santa Ana y en horario reducido es el último episodio

Según un aviso publicado (atención a la fecha) el pasado viernes 12 de julio por la tarde en la web municipal “a partir del próximo martes, día 16 de julio, los recibos de la liquidación de la tasa municipal de recogida de residuos se entregarán a los ciudadanos en dependencias municipales de la Plaza Santa Ana, 6, en horario de mañana”. Y por toda explicación se ofrece la siguiente: “Este cambio es consecuencia de la finalización del contrato de la empresa a la que se ha encomendado la distribución de las liquidaciones, tarea que concluirá el próximo lunes, día 15 de julio, última jornada de apertura de la oficina habilitada en la calle Santa Rita”. Magnífico.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida se ha dirigido hoy al concejal Manuel Sánchez, que sustituye hasta el día 18 al de Hacienda, Alfredo Blanco, para recordarle el cúmulo de actuaciones de maltrato a los contribuyentes que se viene produciendo en la implantación de la nueva tasa de basura, con falta de información adecuada, mala praxis en las notificaciones, promover del desplazamiento hacia las oficinas de una empresa subcontratada (y no a oficinas municipales), y otras múltiples trabas. A todo lo que hay que sumar que a partir de mañana quienes quieran libremente recoger los recibos deben hacerlo únicamente en horario de mañana, cuando mucha gente no puede desplazarse en esas horas.

 

Es preciso recordar que IU rechaza de plano la implantación de la nueva tasa. Pero eso no quita para que se atienda convenientemente a quienes decidan atender a los requerimientos municipales relacionados con esta tasa. IU entiende que esta nueva medida supone una vuelta de tuerca más en la extraordinaria falta de diligencia de la que la Concejalía de Hacienda y el equipo de gobierno están haciendo gala en la gestión de la nueva tasa. Hay que recordar, por ejemplo, que en el contrato se establecía que se notificaría contribuyente por contribuyente del 1 de junio al 15 de julio. Pero a día de hoy son muchos los domicilios que aún no han recibido dicha notificación. Y han llegado quejas al Grupo Municipal de IU porque ante la falta de tiempo de la empresa para acudir a los domicilios a notificar personalmente (como es obligado para configurar el nuevo padrón de la tasa) se está dejando directamente en el buzón un aviso para que la gente acuda a las oficinas. Lo cual pone de manifiesto una absoluta falta de previsión del equipo de gobierno y una falta de respeto a los procedimientos establecidos y, sobre todo, también falta de respeto a la ciudadanía.

Se trata de un despropósito que hay que sumar al cúmulo de irregularidades ya advertidas por IU en la subcontratación en el último Pleno municipal (del pasado 1 de julio), ya que la empresa que ha estado repartiendo las notificaciones hasta hoy (no contaba a tiempo con el permiso pertinente. Unas observaciones a las que Alfredo Blanco hizo oídos sordos. Este concejal, además de no dar información clara y no contestar en el Pleno, no ha accedido a tener ningún debate público ni ha acudido a informar a ningún barrio ni ha dado la cara ante los vecinos y vecinas.

María Sánchez 

Información adicional