Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

El Grupo Municipal de IU solicita que se aclaren posibles irregularidades en la entrega de liquidaciones de la tasa de recogida de residuos

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha detectado posibles irregularidades en la entrega de las liquidaciones de la tasa de recogida de residuos, y solicita al equipo de gobierno que las aclare. Para ello presentó ayer una interpelación en la Junta de Portavoces que el alcalde impidió que se llevara a Pleno, lo que ha obligado a reformular la cuestión como una pregunta, imposibilitando el debate del asunto en profundidad y dificultando una adecuada labor de control.

 

Las posibles irregularidades se habrían producido por una mala praxis de la empresa que notifica en los domicilios y, sobre todo, por la existencia de una subcontratación realizada por ICS, la empresa adjudicataria, sin autorización municipal.

 

En numerosas asambleas organizadas por la Federación de Asociaciones Vecinales y en las propias asambleas abiertas celebradas por el Grupo Municipal de IU, los tres concejales de esta formación han podido comprobar que se está produciendo una importante confusión entre la población a la hora de recibir las liquidaciones de la tasa de basuras, o que incluso quienes rechazan la notificación encuentran después el sobre en el buzón. Esta práctica no se recoge en el Pliego de condiciones técnicas que rige el contrato, donde se especifica, por el contrario, que la entrega de liquidaciones debe ser en el domicilio, al sujeto pasivo u otra persona mayor de edad, acreditando su identidad y la fecha de entrega. Por ello, IU preguntará en el Pleno del 1 de Julio si el equipo de gobierno está garantizando que se esté observando la necesaria diligencia en tales notificaciones y cuántas liquidaciones están siendo devueltas por uno u otro motivo.

 

Existe un problema aún mayor, ya que al parecer ICS, la empresa adjudicataria, ha subcontratado parte de los servicios con Castillpost. Ésta es una posibilidad que contempla el contrato, pero siempre que sea parcial y previa autorización municipal. Sin embargo, según los documentos que constan en el expediente, ICS no solicitó dicha autorización hasta el 5 de Junio, y la respuesta se le notificó oficialmente el 13 de Junio. Para entonces, según las informaciones vecinales y las recogidas en prensa en fechas anteriores, Castillpost ya estaba entregando liquidaciones por los domicilios. Por tanto, podríamos estar ante un incumplimiento de contrato por parte de ICS ante el que el equipo de gobierno habría tenido una actitud, cuanto menos, poco diligente.

 

De hecho, la cosa va aún más lejos, ya que consta en el expediente que ICS solicitó un certificado de deudas a la Agencia Tributaria para subcontratar con Castillpost en el mes de marzo de 2013, mucho antes de que se le hubiera adjudicado el contrato. O bien se aclara que este papel no tiene nada que ver con el contrato de la tasa de basuras, o bien la empresa que resultó adjudicataria ya tenía intención de subcontratar con Castillpost antes de que se le notificara la adjudicación del contrato. Lo cual llama especialmente la atención cuando la “empresa madre” de Castillpost, que es Unipost, S.L., también participó en la presentación de ofertas.

 

Es imprescindible que el equipo de gobierno aclare a la máxima brevedad cuál es el trabajo concreto que están desarrollando las distintas empresas implicadas en los trabajos de entrega de las liquidaciones; desde qué momento y mediante qué procedimiento ha comenzado a participar Castillpost en estos trabajos; y, por último, cuándo se ha firmado la subcontratación entre ICS y Castillpost.

 

María Sánchez,

 

Información adicional