Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

El Grupo Municipal de IU requiere el cumplimiento de plazos en la actividad municipal por respeto a la ciudadanía

A pesar de que la ciudad requiere soluciones urgentes, los plazos se incumplen en muchos departamentos. En algún caso puede haber justificadamente alguna demora. Pero cuando tales incumplimientos se multiplican, el problema es de relajamiento en la dirección.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha reclamado esta mañana la convocatoria de consejos y comisiones municipales que deberían haberse reunido hace ya tiempo, la entrega de informaciones que se demoran casi 10 meses, la celebración de reuniones reiteradamente aplazadas o la presentación de documentos de planeamiento que ya deberían estar disponibles para su análisis.

Los retrasos afectan a casi todas las concejalías. En la concejalía de Rosa Hernández no se han convocado los consejos de personas inmigrantes y de mujer. Jesús Enríquez no ha convocado el Consejo de la Agenda 21 ni tampoco ha facilitado la información sobre limpieza reclamada en julio de 2012. Fernando Rubio tiene pendiente la convocatoria del Consejo de la Agenda de Innovación. No se ha reunido el Consejo Social de la Ciudad en el primer cuatrimestre del año, como es preceptivo. Mercedes Cantalapiedra se comprometió públicamente hace varias semanas a convocar varias reuniones sobre actuaciones “de arte vivo” en locales de hostelería y no lo ha hecho; y hace más de un año sobre el emplazamiento de pingüinos, y tampoco se han realizado aún. Y en la Concejalía de Cristina Vidal debería haberse recibido ya el documento del Plan General de Ordenación Urbana para su aprobación inicial y no consta que haya sido así.

IU considera que estos retrasos son, además de una falta de respeto a las normas establecidas, expresivos de la grave falta de tono y desinterés que muestra el equipo de gobierno municipal incluso en tiempos de menor actividad.

Manuel Saravia

Información adicional