Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU preguntará en el próximo Pleno a Mercedes Cantalapiedra si se refiere al “inmovilismo” y “brazos cruzados” del Ayuntamiento ante las políticas agresivas de las grandes superficies comerciales

El Grupo Municipal de Izquierda Unida presentará en el Pleno municipal del próximo martes, 7 de mayo de 2013, una pregunta a la concejala de Comercio, Turismo y Cultura, Mercedes Cantalapiedra, para que explique a qué “inmovilismo” se refiere y quién está “de brazos cruzados” en la política comercial, si los pequeños empresarios o la administración, y especialmente el propio Ayuntamiento, entregado a la estrategia de las grandes superficies comerciales, sin medida alguna.

 

Y así, cualquier propuesta que provenga de los grandes operadores es tenida en cuenta sin valorar las repercusiones en el resto del tejido comercial y en el bienestar general de la población. Concretamente, las propuestas que se han formulado en los últimos años de incremento de las superficies edificables (como la planteada por los propietarios de la parcela destinada a una gran superficie en Los Santos Pilarica) o la ocupación del aparcamiento junto al Paseo de Zorrilla en Vallsur para ampliar el espacio comercial se aprueban sin contemplaciones, sin analizar el impacto que tales medidas pueden tener en la estructura urbanística de la ciudad, ni valorar sus repercusiones en la movilidad, el paisaje urbano, la relación de los locales comerciales de proximidad con el vecindario, etc.

 

No es justo, en absoluto, aprovechar la declaración de Zona de Gran Afluencia Turística del casco histórico y la liberalización de horarios que conlleva para, en lugar de atender al impacto negativo que esa declaración va a tener en la mayor parte del pequeño comercio de proximidad, cargue contra él, responsabilizándole de las decisiones tomadas por el PP, tanto en la Junta de Castilla y León como en la ciudad. Parece incluso una falta de respeto a este conjunto de empresarios y trabajadores. Efectivamente, "el pez grande se come al chico", como dice Cantalapiedra, cuando la administración, que representa a la mayoría, y especialmente a esos “peces chicos”, no cumple con su obligación. Según da a entender la concejala, las políticas urbanas no van con ella, y son sólo responsabilidad de los propios administrados. ¿Para qué entonces la administración?

Manuel Saravia

Información adicional