Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

Izquierda Unida critica que el Ayuntamiento ponga los intereses de las empresas operadoras de telefonía, por delante de la salud de la ciudadanía.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida se ha opuesto en la reunión del Consejo de Administración de la Gerencia Municipal de Urbanismo, a la propuesta del Equipo de Gobierno de legalizar las antenas de telefonía móvil instaladas en los edificios residenciales de la ciudad, a través de la modificación de tres artículos del Plan General de Ordenación Urbana.

 

Actualmente, un buen número de estas instalaciones se encuentran en situación de ilegalidad, ya que el pasado 9 de junio el Tribunal Supremo dictaba una sentencia en la que se decía que se declaraba “nula de pleno derecho la modificación del Plan General de Ordenación Urbana de fecha 9 de mayo de 2006”.El Tribunal Supremo valoró que dicha modificación debería haberse sometido a evaluación de impacto ambiental por preverse que pudiera tener efectos significativos para el Medio Ambiente,debido a los riesgos que para la salud humana entraña la instalación de infraestructuras para servicios de telecomunicación. Esta sentencia fue la base para que  el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Valladolid anulara las licencias de obra y ambiental de la estación de telefonía móvil situada en la azotea del número 12 de plaza Ribera de Castilla, en el barrio de La Rondilla.

Izquierda Unida quiere recordar que el Procurador del Común de Castilla y León instó al Ayuntamiento de Valladolid, hace casi un año, a valorar las modificaciones necesarias de la Ordenanza municipal sobre Instalaciones de Radiocomunicación. Esta modificación, vendría fundamentada, en la necesidad de implantar medidas adicionales de protección a la salud en los espacios sensibles: Colegios, centros de salud, centros de personas mayores o parques infantiles, entre otros espacios. El Procurador del Común basó su petición al Ayuntamiento, en una argumentación jurídica fundamentada en sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León o el Tribunal Supremo en las que se avala la capacidad de los entes locales para realizar este tipo de ordenanzas, estableciendo medidas adicionales para proteger la salud de la ciudadanía.

IUviene reclamando y vuelve a reclamar, una actitud de mayor responsabilidad por parte del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Valladolid en todo lo que se refiere a instalaciones de antenas de telefonía móvil. A juicio de nuestro Grupo Municipal, el Ayuntamiento debe cumplir con su obligación de defender la salud de la ciudadanía, basándose en el principio de precaución que han demandado en repetidas ocasiones  el Parlamento Europeo, el Consejo de Europa, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer o la Organización Mundial de la Salud.

A juicio de IU, no es comprensible que el Ayuntamiento plantee una modificación parcial del actual Plan General de Ordenación Urbana, teniendo en cuenta que el avance del nuevo Plan será presentado antes de verano. Este hecho, sólo puede entenderse si consideramos que el Equipo de Gobierno del Partido Popular está atendiendo las demandas de la empresa operadoras de telefonía, por delante de elaborar un Plan y una Ordenanza municipal que tenga en cuenta los riesgos que, para las personas, entrañan este tipo de instalaciones.

En opinión de Izquierda Unida, es perfectamente compatible el desarrollo de las nuevas tecnologías de la información con una mayor protección de la salud. Este hecho se demuestra en diferentes países de nuestro entorno que, con una legislación más restrictiva para la emisión de ondas electromagnéticas, han conseguido un desarrollo tecnológico adecuado.

Alberto Bustos García

Información adicional