Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU pregunta a la Concejala de Urbanismo por qué no se debe conocer la justificación de la necesidad de viviendas que se hacía en el área homogénea 5 anulada por los tribunales

Y la justificación que se da en la memoria de la Modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) en el Área Homogénea (AH) 5, “Páramo de San Isidro”, se fundamenta en las dos siguientes razones: 1ª) “Posibilitar la disponibilidad inmediata y obtención por el Ayuntamiento de los terrenos necesarios para la ejecución de sistemas generales y dotaciones urbanísticas” del Nuevo Complejo Ferroviario. Con lo cual no se justifica que haya que aprobar más de 6.000 viviendas nuevas en tal operación. Este argumento se reitera más adelante (pg. 19 de la memoria) cuando se dice que con esta modificación del PGOU se “contribuirá sin duda a la modernización de las infraestructuras ferroviarias (…) Con tal fin se impulsa la modificación del actual AH-5”. 2ª) “Implementar estrategias liberadoras y de flexibilización de suelo con la finalidad última de contribuir al abaratamiento de la vivienda”. Este punto parece que no merece comentario alguno.

 

En consecuencia, no parece que en ningún momento se justificase, en base a datos objetivos, la necesidad de las miles de viviendas proyectadas. La Concejala de Urbanismo no puede ocultar ni falsear los hechos. Como tampoco es admisible que diga que el PGOU “ya contemplaba este suelo como urbanizable”, ya que induce a error. Pues no se trataba de un “suelo urbanizable delimitado”, es decir terrenos en los que se preveía el crecimiento urbano; sino que se contemplaba como “suelo urbanizable no delimitado”. Y el matiz es importante. Pues en la memoria del propio PGOU se reconocía “con escaso margen de error, la innecesariedad dentro del horizonte temporal propio de un plan general” de desarrollar los “suelos urbanizables no delimitados”. De manera que el hecho de que se considerase suelo urbanizable, al ser “no delimitado” implicaba a su vez su casi segura innecesariedad. Para ponerlo “en juego” había que demostrar su necesidad. Cosa que, evidentemente, no se ha hecho en este caso.

Manuel Saravia Madrigal

Portavoz del Grupo Municipal

 

Información adicional