Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

El Grupo Municipal de IU considera una oportunidad perdida la memoria de la Feria del Libro presentada hoy

Sin entrar en otros detalles, hay que reprochar en la Memoria presentada la ausencia, a todos los niveles (en las valoraciones generales o en las sectoriales, en los datos técnicos o en las encuestas de opinión, en todo el conjunto del documento) de la pregunta fundamental: ¿Se ha conseguido con la Feria que diez mil, mil, diez o quizá sólo un vallisoletano se haya acercado más a la lectura? Pues se trataba de eso, y no de cumplir un expediente de reuniones, presentaciones o casetas. Y mucho nos tememos, desde IU, que se trata de una pregunta que ningún responsable de la Feria quiere responder.

Ayuntamiento de Valladolid Grupo Municipal Izquierda Unida

NOTA DE PRENSA 20 de junio de 2012

El Grupo Municipal de IU considera una oportunidad perdida la memoria de la Feria del Libro presentada hoy

En la Comisión de Cultura, Bienestar Social y Participación se ha presentado hoy, 20 de junio de 2012, la Memoria de la 45 Feria del Libro de Valladolid. El Grupo Municipal de Izquierda Unida, después de analizar cuidadosamente su contenido, lamenta que se haya perdido una oportunidad para mejorar el diseño de una buena Feria, adaptada a los tiempos actuales y sobre todo eficaz.

Porque en la Memoria presentada falta cualquier valoración global de la última edición. A pesar del traslado, de la polémica con los libreros, de la nueva situación económica y social, nada de eso ha merecido ningún comentario, más allá de las declaraciones autocomplacientes que efectuaron los responsables políticos municipales en los días inmediatamente posteriores, sin conocer ni analizar los datos más detallados.

Sin duda, es de agradecer que se presente la Memoria, e IU aprecia el esfuerzo que implica y la intención de ofrecer una base para el debate. Pero la forma en que se ha hecho supone una lamentable dilapidación del esfuerzo de quienes han participado en su elaboración. Se habla de los contenidos, pero ni siquiera se acogen las críticas al espacio principal, ni tampoco se presentan los defectos más que evidentes de la carpita, instalada sobre el césped del parque. Se ofrecen datos de participación, pero se elude hablar de los vinos ofrecidos a todos los asistentes tras alguno de los debates, una información que podría afectar a la asistencia.

No hay ninguna referencia a las críticas que se hicieron por quienes decidieron no asistir a la Feria. Se incluye algún dato negativo, pero siempre intentando justificarlo (la falta de asistentes en algún acto, “depende mucho del tipo de libro que se presenta”, o la “estrepitosa caída de los ingresos” que denunció algún editor, se achaca al hecho de compartir caseta con otros. El diseño de la encuesta de satisfacción es igualmente tendencioso, por cuanto se pregunta, por ejemplo, por el emplazamiento en la Cúpula pero no se pide opinión sobre otros emplazamientos alternativos (Plaza Mayor, Campo Grande, etc.).

Mas sin entrar en otros detalles, hay que reprochar en la Memoria presentada la ausencia, a todos los niveles (en las valoraciones generales o en las sectoriales, en los datos técnicos o en las encuestas de opinión, en todo el conjunto del documento) de la pregunta fundamental: ¿Se ha conseguido con la Feria que diez mil, mil, diez o quizá sólo un vallisoletano se haya acercado más a la lectura? Pues se trataba de eso, y no de cumplir un expediente de reuniones, presentaciones o casetas. Y mucho nos tememos, desde IU, que se trata de una pregunta que ningún responsable de la Feria quiere responder.

Manuel Saravia Madrigal

Información adicional