Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

El grupo Municipal de IU rechaza el montaje del artefacto del pádel en la Plaza Mayor

IU, mientras no consiga entender la extraña forma de razonar que debe de tener el Equipo de Gobierno para decidir la instalación de este “evento” en la Plaza mientras prohíbe la Feria del Libro, no le queda más remedio que oponerse. Y se opone. Y pide al Alcalde (responsable de todo), al Concejal de Deportes (responsable de los campeonatos) y a la de Cultura (responsable de gradas en general, y especialmente en la Plaza Mayor) que hagan un esfuerzo por explicar las razones de este monumental (por el tamaño) desatino.

Ayuntamiento de Valladolid Grupo Municipal Izquierda Unida

NOTA DE PRENSA 21 de Junio de 2012

El grupo Municipal de IU rechaza el montaje del artefacto del pádel en la Plaza Mayor

El Grupo Municipal de Izquierda Unida tiene que reconocer que no acaba de entender la forma de pensar del Equipo de Gobierno respecto al uso de la Plaza Mayor para las distintas actividades que en ella se proponen. Tan pronto rechazan la instalación de la Feria del Libro, que es un acontecimiento que pide un espacio central y de encuentro y tiene una escala acorde con el lugar, no hace ruido y no produce especiales molestias al ya sufrido vecindario, como facilitan el montaje de un enorme artefacto de gradas cerradas al entorno, volcadas hacia adentro, donde se retransmitirán partidos de pádel a todo volumen y que le da absolutamente igual que se trate del ámbito central de la ciudad, como si se trata del páramo de Villanubla. Tal y como se organiza el asunto, sólo se necesita suelo, y para lo que es bien podría instalarse en cualquier otro suelo de la ciudad con dimensiones suficientes como para acoger el contundente graderío. Como sabemos, superficies de ese tamaño las hay en todas las partes de la ciudad. ¿Por qué aquí?

En 2008 se adujo que “la razón de que se celebrase en el centro neurálgico de Valladolid era que el Ayuntamiento enmarcaba el torneo dentro de los actos de celebración del centenario de la Casa Consistorial, que será un privilegiado espectador de los partidos”. O sea: centenario y la Casa Consistorial como “espectador privilegiado”. Pues bien, en este año quizá será que se trata del “centenario + 4”, pero resulta raro. Como extraño es también que el pasado 31 de mayo preguntásemos en la Comisión de Hacienda sobre el coste de esta actividad para las arcas municipales y aún no se nos haya contestado: es necesario más transparencia en el gasto público.

IU, mientras no consiga entender la extraña forma de razonar que debe de tener el Equipo de Gobierno para decidir la instalación de este “evento” en la Plaza mientras prohíbe la Feria del Libro, no le queda más remedio que oponerse. Y se opone. Y pide al Alcalde (responsable de todo), al Concejal de Deportes (responsable de los campeonatos) y a la de Cultura (responsable de gradas en general, y especialmente en la Plaza Mayor) que hagan un esfuerzo por explicar las razones de este monumental (por el tamaño) desatino.

Manuel Saravia Madrigal Portavoz del Grupo Municipal

Información adicional