Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU propone la elaboración de planos de conjunto del Servicio de Ocupación de Vía Pública para integrar adecuadamente todas las instalaciones permitidas en la vía pública

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha enviado a la Concejala de Urbanismo, Cristina Vidal, una propuesta de elaboración de un “Proyecto general de ocupación de la vía pública”, desagregado en memoria y planos correspondientes a cada uno de los espacios urbanos, en el que figuren todas las instalaciones, de todo tipo, permanentes y temporales, que se permita ubicar en ellas, garantizando el cumplimiento de la normativa de accesibilidad y de seguridad, pero también la buena disposición y uso de tales espacios, tanto para la movilidad como para la estancia. Este documento se aprobaría anualmente por la Corporación, en el mes de enero.

El pasado viernes, 13 de febrero de 2015, la Junta de Gobierno aprobó (con retraso, según exige el Reglamento Regulador de la Venta Fuera de Establecimientos Comerciales Permanentes) las ubicaciones y condiciones de la venta ambulante en la vía pública en 2015. Se autorizó la instalación de 4 mercadillos permanentes (Salud, Canterac, Prado de la Magdalena, Estadio de fútbol), el rastro del Estadio de fútbol (161 puestos), y los puestos de venta de filatelia, libros nuevos y antiguos y de ocasión, flores, “puestos de acontecimientos deportivos”, barquillos, acerolas, castañas, palmas, globos, artículos navideños, locales de la feria de artesanía, del mercado castellano, del mercado de pintura, de la Feria de Día, del folklore y la gastronomía, de helados, etc.

 

Muchos de ellos se instalan en espacios muy determinados (por ejemplo: los de promoción del libro y la lectura en plazas y parques). Otros solo en fechas fijas (los de invierno, los de navidad, o los 51 puestos de helados en verano). Otros más se emplazan únicamente en fechas y espacios muy concretos (los puestos de las romerías del Carmen y San Isidro, los de la Noche de San Juan en las Moreras). Y algunos tienen condiciones específicas (el modelo de casco histórico para 11 puestos de helados). Pero todos ellos ocupan calles y plazas en las que también se cuenta con múltiples elementos, de todo tipo. Por de pronto, el mobiliario urbano (bancos, farolas, papeleras, fuentes, etc.), instalaciones de garajes o sótanos, kioscos de prensa y puestos de lotería, buzones, casetas de las redes técnicas (telefonía, electricidad, etc.), pantallas informativas. Las esculturas y otros elementos de arte urbano. Por supuesto, también las terrazas de bares y restaurantes. Y las “ecoterrazas”, estén ocupadas o vacías. Las instalaciones de fiestas (con escenarios, en ocasiones; caballitos, etc.), los tinglados electorales (casetas). Y, si queda algo de sitio, árboles y plantas.

 

Por lo general suelen controlarse los efectos de esta multiplicidad de piezas. Pero a veces la densidad es tan alta que se obliga a los viandantes a incómodos rodeos y aumentan las dificultades de tránsito. E incluso hay elementos en los que debería garantizarse mejor las condiciones de seguridad (como las gradas de Semana Santa). Por ello IU propone la unificación de todos los permisos en un documento de síntesis y un control unificado de las instalaciones, hasta ahora dispersas entre varias concejalías. Pues efectivamente muchas de las instalaciones dependen de Urbanismo, y muchas otras de Desarrollo Sostenible (que lleva mercados). Pero hay otras muchas actividades que dependen de la Concejalía de Cultura (la Feria de Navidad, el Carnaval, la Feria del Libro, el Mercado Castellano, la Feria “Saber Hacer”, etc.). Otras más de la Sociedad Mixta para la Promoción del Turismo (la Feria de Día). Las ordenanzas municipales y convenios que hay que integrar son también muy numerosos. Ahí está el Reglamento citado (de la Venta Fuera de Establecimientos Comerciales Permanentes) o la Ordenanza de Terrazas (actualmente en revisión); pero también, por ejemplo, el convenio con la Asociación de Feriantes y Vendedores Temporales o con la Federación de Casas Regionales, entre otros más.

 

La conveniencia del Proyecto general que se propone parece clara. Es necesario mejorar la organización del espacio urbano, donde no basta como documento técnico descriptivo el proyecto de obras de cada calle o plaza, sino que se precisa también para cada espacio el plano pormenorizado de conjunto en los que se indique, para cada periodo del año, las ocupaciones fijas y temporales previstas, garantizando la accesibilidad y la seguridad, y procurando coherencia y buen diseño para mejorar la calidad urbana y el mejor uso del espacio peatonal de las vías públicas.

 

Manuel Saravia

Información adicional