Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU pide al alcalde que exija al gobierno facilidades para el voto de los residentes en el extranjero

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha tenido conocimiento de las enormes dificultades que tienen que superar los españoles residentes en el extranjero para poder ejercer su derecho al voto en las próximas elecciones autonómicas y municipales. Y teniendo en cuenta que se trata de un derecho básico, primordial en democracia, pide al alcalde que, como máxima autoridad municipal, exija al gobierno que adopte las medidas necesarias para facilitarlo.

 

 

En Valladolid, a fecha de 1 de noviembre de 2014, están censadas 6902 personas como residentes en el extranjero (según el Instituto Nacional de Estadística, INE). IU ha tenido información de primera mano (a partir de las explicaciones de algunos jóvenes vallisoletanos residentes en diversas ciudades europeas), del vía crucis que deben recorrer desde hace cuatro años para poder votar. Desde la entrada en vigor de la Ley 2/2011, que modificó el régimen electoral (LOREG), se introdujo (por PP y PSOE), para los residentes “permanentes” en el extranjero el denominado “voto rogado”. Desde esa fecha los emigrantes han de “rogar” explícitamente para cada elección poder participar en ella. Y han de hacerlo en un periodo de tiempo muy corto que para las próximas elecciones de mayo ha sido brevísimo y ya ha concluido (el último día fue el 31 de diciembre).Por otra parte, se prohíbe expresamente la participación en las elecciones municipales de tales residentes permanentes. Los residentes temporales sí pueden votar en las municipales, pero deben igualmente hacer su inscripción consular como transeúnte de residencia temporal, y firmar el “ruego” personalmente, debiendo desplazarse al consulado correspondiente; aunque los plazos en este caso son diferentes. En cualquier caso, desde que están en vigor estas nuevas normas la participación electoral de los ciudadanos españoles en el exterior ha descendido dramáticamente, en torno al 90% respecto a comicios anteriores.

 

Según el relato de aquellos ciudadanos antes citados, a primeros de diciembre los consulados no facilitaban a quienes se acercaban hasta ellos preguntando por el proceso, la información necesaria para poder votar en las próximas elecciones autonómicas y municipales. Y sin embargo, como se ha dicho, a finales de ese mismo mes se cerró el plazo para inscribirse en el Censo Electoral de Residentes Ausentes (CERA). Y hay que tener en cuenta que muchos de los emigrantes se encuentran en ciudades que no cuentan con consulado y deben desplazarse a donde lo haya, y pedir permiso en su trabajo para poder hacer viaje y papeles. Y por si no fuera suficiente, estos ciudadanos han de correr con todos los gastos postales. Es decir: han de pagar por votar (en ocasiones, sumas considerables).

 

Da la impresión de que realmente importa poco al gobierno que se ejerza o no el derecho al voto. O incluso que se prefiere que no se vote. La “Marea Granate” (el movimiento transnacional formado por emigrantes españoles “cuyo objetivo es luchar contra las causas y quienes han provocado la crisis económica y social que nos obliga a emigrar”) ya se hizo eco de estas dificultades con motivo de las elecciones europeas del pasado mes de mayo. Y ahora vuelve a poner de manifiesto una vez más las dificultades que se mantienen (véase http://mareagranate.org/?p=2088).

 

IU ha denunciado esta situación tanto en el Parlamento Europeo como en el Congreso de los Diputados. Y reprocha que el Gobierno no haya realizado, a través de los consulados, la preceptiva campaña de información a los españoles residentes en el extranjero y a los transeúntes temporales de plazos y requisitos. Por eso, y con el objeto de facilitar el voto a los vallisoletanos residentes en el extranjero, el Grupo Municipal de IU pide al alcalde de la ciudad que reclame al gobierno central la derogación del “voto rogado”, volviendo al anterior sistema, mucho más sencillo. Que devuelva el voto municipal a todos los emigrantes, y que se señale un nuevo plazo para inscribirse en los consulados de cara a las próximas elecciones, y se realice una intensa campaña de información por parte de esos mismos consulados. Pues por más que a determinados partidos les pueda interesar dificultar el voto emigrante y joven, con estas cosas no se puede jugar.

 

Manuel Saravia

 

Información adicional