Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU reclama deshacer las modificaciones del planeamiento urbanístico que, a pesar de haberse diseñado a la carta, no se han ejecutado y suponen una suerte de engaño

IU considera que no es admisible la consolidación de esas ventajas y que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) no puede afianzar lo que podrían considerarse engaños.

 

El Grupo Municipal de Izquierda Unida reclama la caducidad de las modificaciones del planeamiento urbanístico que, a pesar de haberse diseñado a la carta, no se han ejecutado. Ha remitido una carta a la Concejala de Urbanismo, Cristina Vidal, en la que le reclama la anulación, en el nuevo PGOU, de las modificaciones de planeamiento que no se han ejecutado en los últimos años, a pesar de que se plantearon con la intención de desarrollarse inmediatamente. Constituyen, a juicio de IU, un engaño a la población vallisoletana que no ha de perpetuarse en el nuevo PGOU, en el cual se debería, en consecuencia, deshacer tales propuestas y volver a la situación de partida.

Cuando en 2012 se aprobó una ganancia de 7000 m2 para el Centro Comercial de Santos-Pilarica se preveía una actuación inmediata que no se ha dado en modo alguno. El argumento era que, con esa ampliación el centro era viable y se comenzarían las obras de inmediato: ¿a qué han estado esperando? Cuando en 2013 se modificó el PGOU en el nº 20 de la calle de San Lorenzo, aumentando alturas y modificando el uso, se presumía también una actuación rápida. Cuando se aprobaron nuevas (y más favorables para los promotores) condiciones de catalogación y edificabilidad del Colegio de las Jesuitinas se presuponía que las obras comenzarían rápidamente. Lo mismo que cuando, hace ya varios años, se modificaron las condiciones del edificio de la Electra para hotel (en la esquina de 20 de febrero y Paseo de Isabel la Católica). O cuando se aprobaron nuevos cambios en el ámbito de los cuarteles de Artillería y Conde Ansúrez. O unas nuevas condiciones para el chalet de la calle Zúñiga.

 

Es necesario, a juicio de IU, revisar todos los cambios del planeamiento aprobados en los últimos años (más de 20, desde finales de 2010) para deshacer aquéllos que, siendo promovidos por los propietarios de los inmuebles, no se hayan materializado hasta ahora. No debe admitirse la consolidación de unas más favorables condiciones, aprobadas precisamente porque iban a realizarse inmediatamente y que sin embargo sólo han consistido, hasta el momento, en el establecimiento de nuevas ventajas para aquéllos, sin la supuesta contrapartida para la ciudad de haberse edificado en los momentos en que ha habido más necesidad de activar la economía.

Manuel Saravia

Información adicional