Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU se opone a la modificación del impuesto conocido como “de plusvalía” que empeora la situación de las familias desahuciadas en Valladolid

En la Comisión de Hacienda que se ha celebrado hoy, desde el equipo de gobierno del Partido Popular se ha propuesto aceptar la modificación de la ordenanza fiscal reguladora del Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana aprobada en el Pleno correspondiente al mes de octubre. En ella se incluía una exención relacionada con los casos de desahucio, con “las transmisiones realizadas con ocasión de la dación en pago de la vivienda habitual del deudor hipotecario o garante del mismo, para la cancelación de deudas garantizada con hipoteca que recaiga sobre la misma.”

El Grupo Municipal de Izquierda Unida celebró esta medida que venía siendo demandada por el mismo desde principios del presente mandato. El equipo de gobierno en años anteriores decía no poder eximir del pago de este impuesto, conocido como “de plusvalía”, a las personas desahuciadas por no tener competencia en ello. IU demandó que se pusiera en marcha ya que otros Ayuntamientos como el de Barcelona ya habían dado este paso sin necesidad de que se estableciera desde el gobierno central (como ahora ha sido el caso).

 

Este paso dado por el Ayuntamiento que suponía un pequeño avance, hoy ha quedado desvirtuado al aprobarse con el único voto en contra de IU que “para tener derecho a la exención se requiere que el deudor o garante o cualquier otro miembro de la unidad familiar no disponga, en el momento de poder evitar la enajenación de la vivienda, de otros bienes o derechos en cuantía suficiente para satisfacer la cuantía de la deuda hipotecaria”. Esta propuesta ha llegado de la mano de un particular a modo de alegación a las Ordenanzas Fiscales de 2015. A IU le sorprende que la cerrazón que el equipo de gobierno muestra normalmente para aceptar propuestas de la ciudadanía ahora quede en segundo plano con el objetivo de endurecer, empeorar y desvirtuar por completo la intención de la norma, y hacer que las personas que son desahuciadas de sus casas tengan más trabas, si cabe.

 

Y esta medida se toma precisamente en los días en que se han hecho públicos los datos de desahucios en el informe del Consejo General del Poder Judicial. En 2013 en Valladolid hubo 824 ejecuciones hipotecarias, y ayer mismo el movimiento antidesahucios que están recibiendo solicitud de ayuda de una media de siete familias a la semana al borde del desahucio.

 

María Sánchez

Información adicional