Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

Ante el proyecto de otro gran centro comercial en Arroyo IU pide una reunión urgente de la CUVA para debatir un modelo razonable de ordenación territorial

La prevista modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Arroyo de la Encomienda para sustituir el actual uso industrial del sector SUNC02 por un uso residencial y comercial, donde se crearía un nuevo macrocentro comercial (la “Flecha del Pisuerga”, en los terrenos de la antigua papelera Smurfit Kappa: ver http://www.laflechadelpisuerga.com/default.aspx), a sumar  a los ya existentes y de reciente creación en el mismo municipio, y a los proyectados en Valladolid (en las laderas de Parquesol o como ampliación de Vallsur, además del Valladolid Arena que se quiere recuperar), en total ausencia de una regulación urbana y territorial de conjunto simplemente razonable de los usos residenciales, industriales y terciarios de los municipios de Valladolid, Arroyo y el resto de municipios del entorno, es un enorme sinsentido que no debe avanzar un paso más sin la consideración urgente del problema por parte de los organismos de la administración con competencias sobre la ordenación territorial.

 

IU lo viene advirtiendo hace ya años, en tanto que quienes tienen responsabilidades de gobierno vienen ignorándolo con absoluta irresponsabilidad. Todos acuden a las inauguraciones (allí estaba, hace unos días, la alcaldesa en funciones y concejala de Cultura y Comercio de Valladolid) con total desprecio por los efectos que pueda tener (que están ya teniendo) la construcción de un descomunal espacio comercial sobre el tejido menudo del pequeño comercio de proximidad de la ciudad y los demás municipios.

 

Porque se trata de una actuación que no solo afecta a Arroyo, sino que tiene evidentes implicaciones en el entorno. Afecta al empleo (hemos de repetir que hay estudios que ponen de manifiesto los problemas que crean este tipo de instalaciones, pues destruyen más empleo del que crean), al desequilibrio entre formatos comerciales (el entorno de Valladolid constituye una de las mayores concentraciones de superficie comercial en grandes superficies, con unos valores de densidad muy por encima de la media en España, y se pretende incrementar aún mas), afecciones a la movilidad (este tipo de centros induce la movilidad rodada, que además se concentra en un área determinada), y a la calidad urbana (no es comparable el papel urbanístico de los grandes centros frente al que cumplen los comercios de proximidad en las calles de la ciudad). Y ni siquiera se ha estudiado si la zona en que se prevé instalar la nueva superficie pudiera ser la más interesante del ámbito territorial).

Es necesario debatir este proyecto, que no afecta solo al municipio de Arroyo. Y es preciso que el Ayuntamiento de la ciudad se muestre a la altura de las circunstancias. En julio, cuando IU había promovido un encuentro sobre la ordenación de los grandes usos en el entorno de Valladolid al que empresarios, sindicatos, e incluso la propia Junta (la Consejería de Economía y Empleo) estaban dispuestos a asistir, el alcalde de Valladolid, León de la Riva, lo rechazó y frustró por la única razón de que era IU quien lo planteaba, según consta por escrito.

 

Ahora vemos, una vez más, lo procedente que habría sido. Y lo urgente que sigue siendo. Por eso IU volverá, el próximo lunes, a instar a debatir esta cuestión, con carácter de urgencia, en la CUVA (Comunidad Urbana de Valladolid), y enviará también una carta al Director General de Vivienda, Arquitectura y Urbanismo de la Junta de Castilla y León, Ángel Marinero, y al propio alcalde de Arroyo de la Encomienda, poniendo de manifiesto la gravedad del tema, las implicaciones que tiene, la necesidad de debatirlo y, en su caso, actuar cuanto antes.

 

Manuel Saravia

Información adicional