Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

Ante las incoherencias internas y con otras previsiones municipales IU rechaza los presupuestos de VIVA para 2015 presentados hoy

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha votado negativamente el proyecto de Presupuestos para 2015 de la Sociedad Municipal de Suelo y Vivienda de Valladolid SL (VIVA), por desajustes internos en el documento presentado, y también por ser incoherente con el presupuesto de la Gerencia de Urbanismo aprobado la semana pasada.

 

En efecto, hay partidas del proyecto de Presupuestos que no coinciden en las diferentes hojas, como la correspondiente a la actuación en el Cuatro de Marzo (proyecto R2Cities), que siendo de 1.950.000 euros figura en el Anexo de Inversiones con 50.000 euros menos. Pero más llamativo resulta que la actuación en el ARU del 29 de octubre de este año se cuantifique en 1.572.000 euros, y sin embargo solo figure 1.000.000 de euros en el Presupuesto de Gerencia, y además en el capítulo de Inversiones.

 

 

Por otra parte resulta llamativo que una partida fundamental para conseguir un presupuesto equilibrado en 2015 es la de 700.000 euros previstos como “venta de solares”, y que corresponden a la gestión de la ampliación del centro comercial Vallsur, lo cual supone condicionar las cuentas al desarrollo de una propuesta urbanística que así queda comprometida, más allá de sus posibles ventajas o inconvenientes para la ordenación urbana de la zona en que se encuentra.

 

En consecuencia el Grupo Municipal de IU es muy crítico tanto con los presupuestos de VIVA que se han visto hoy como con el funcionamiento general del área de Urbanismo y Vivienda municipal, de la que es expresión el anterior documento.

 

4 DE MARZO

 

Por otra parte también se han visto en el Consejo de VIVA las bases reguladoras de las subvenciones del Cuatro de Marzo, sobre las que IU se ha abstenido. Pues aun estando vinculada su financiación a una convocatoria europea, cabe la posibilidad de que no se llegase a cubrir todo el presupuesto previsto, y sin embargo ninguna otra comunidad de vecinos de la ciudad que no forme parte de aquel barrio puede optar a beneficiarse del presupuesto municipal vinculado al proyecto. Y así vemos cómo hay zonas de la ciudad que pueden tener algún tipo de ayuda municipal a la mejora de las viviendas, pero hay otras que tienen grandes necesidades y que sin embargo quedan permanentemente fuera de esa “lotería” municipal en la asignación de fondos para la rehabilitación. IU entiende que no debe prolongarse esta discriminación, y arbitrarse medidas y ayudas a las que puedan optar todas las áreas urbanas.

 

 

 

Manuel Saravia

Información adicional