Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU denuncia que se continúa con prácticas poco claras en la adjudicación de contratos menores

El Grupo Municipal de Izquierda Unida, en la rueda de prensa de hoy, ha querido transmitir algunos mensajes encadenados al Ayuntamiento de Valladolid para promover un cambio de actitud ante los contratos menores. Tal y como se han venido llevando a cabo hasta ahora han sido fuente de problemas jurídicos y han promovido en ocasiones adjudicaciones injustas. Se han apoyado en prácticas poco claras que se siguen aplicando, como en el caso del Flash Mob que se quiere contratar ahora. Se pide a los licitadores un proyecto que es casi imposible de realizar en el plazo que se da.

 

 

1.En efecto, la adjudicación de contratos menores es un ámbito problemático, que en ocasiones se ha considerado “en el filo de la ley”. Los principios de libre concurrencia, igualdad y no discriminación; publicidad y un procedimiento de adjudicación claro y justo se eluden bajo formas aparentemente legales. Suele argüirse como ventajas la agilidad y el posible favorecimiento de las pequeñas empresas locales. Pero también se ven en ellos numerosos problemas.

 

Las críticas (en distintos ayuntamientos) se centran en que algunas veces quedan en manos de quienes los proponen y ejecutan, manteniendo un absoluto control de la ejecución. Otras veces son producto del fraccionamiento de contratos mayores. En ocasiones se formulan invitaciones a empresas interrelacionadas de una u otra forma. Y en otras ocasiones se trata de suministros de carácter periódico. Prácticas nefastas que han tenido consecuencias jurídicas. Porque, reiteramos, se trata de un ámbito en el que debe extremarse las cautelas.

 

2.En el Ayuntamiento de Valladolid, donde se recientemente ha habido casos extraordinariamente llamativos de fraude (o sospechas de fraude) en la adjudicación de contratos menores, no parecen haber aprendido nada. Por citar el ejemplo más llamativo, los casi 11 millones de euros contratados, a lo largo de varios años, a empresas de familiares del exjefe de Mantenimiento, actualmente en proceso judicial.

 

Pero no sólo se ha visto ese caso. En la contratación, en el verano de 2013, de la empresa que había de llevar a cabo las actividades de la Escuela de Música se vieron prácticas muy poco claras (por decirlo suavemente). Empezando por la cuantía del contrato (fijada en casi 18.000 euros, el límite de los contratos menores en el caso de servicios), y terminando por la invitación y adjudicación a una empresa que se constituyó en esos mismos días.

 

3.Hace solo un par de días se ha convocado un nuevo contrato que levanta todas las sospechas. Dentro de la campaña de sensibilización contra la violencia de género se ha previsto la contratación de la realización de un Flash Mob. Y se ha previsto hacer un contrato menor para realizarlo. Para ello se ha invitado a varias empresas. Pero se han cursado las invitaciones el 23 de septiembre de 2014; y deben presentarse las propuestas antes del 26 de septiembre, a las 12 horas. Es decir, sin tiempo material para realizarlo, salvo que se tuviesen noticias de antemano.

 

 

Veamos. Según la invitación, se pretende “llevar a cabo la realización de un flash mob, en el que las personas protagonistas sea la población vallisoletana, haciendo especial incidencia en la población juvenil universitaria. (…) Que por distintos espacios concurridos de la ciudad, vayan realizando una coreografía que llame la atención de la ciudadanía, lanzando un mensaje claro (…). Todo el desarrollo del flash mob deberá ser grabado y maquetado para su presentación en forma de audiovisual en el acto institucional, que con motivo del Día Internacional contra la Violencia hacia las Mujeres (25 de noviembre), celebra el Ayuntamiento de Valladolid”. La empresa adjudicataria deberá contar con todo el soporte necesario para la realización de las distintas actuaciones en cuanto a equipo de sonido, equipo de grabación y producción de audiovisuales, material para la trasmisión del mensaje por los medios que se hayan dispuesto (carteles, camisetas, molinillos del slogan contra la violencia, etc); y cualquier otro material que se estime necesario para la ejecución del proyecto. Pero sobre todo cada licitador deberá presentar, con tres días de plazo desde que lean este anuncio, un proyecto y presupuesto desglosado (con detalle de los costes por apartados) con indicación de lo siguiente:

 

  • El diseño de la idea.
  • La estrategia de convocatoria de población universitaria y población en general.
  • La estrategia de comunicación del mensaje.
  • Las localizaciones de realización, con valoración de la población que podrá estar presente para la captación del mensaje.
  • La pieza musical a utilizar (la propuesta deberá contar con todos los derechos de utilización de dicho tema musical).
  • La coreografía con figurantes.
  • El desarrollo de los ensayos.
  • La selección de figurantes y realización de ensayos.
  • La grabación del flash mob en los distintos espacios (preproducción del audiovisual).
  • La posproducción, talonaje y edición del audiovisual.

 

Es obvio que se trata de algo prácticamente imposible, salvo que tuvieses información previa. Así no se pueden hacer las cosas. Hay que adoptar nuevas normas de comportamiento en la contratación menor, que garanticen el cumplimiento real de los principios de la contratación pública, en todos los casos.

 

 

 

Valladolid 25 de septiembre de 2014

 

Grupo Municipal de Izquierda Unida

Información adicional