Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU lamenta que a pesar del incremento del presupuesto de fiestas la programación no haya mejorado sustancialmente respecto al año anterior.

La Feria y Fiestas de la Virgen de San Lorenzo que terminará hoy en Valladolid ha contado con un presupuesto de 723.480 euros, lo cual ha supuesto un incremento del 8 por ciento respecto a 2013. Esta medida anunciada el pasado mes de julio, a juicio de IU, se debe a que estas serán las últimas fiestas antes de las elecciones municipales de 2015. Mientras se escatima presupuesto y recursos a servicios públicos de atención a la ciudadanía como la Educación de Personas Adultas o la Ayuda a Domicilio, el equipo de gobierno eleva el presupuesto de las fiestas patronales sin que ello conlleve una mejora sustancial en la programación.

 

 

El Grupo Municipal de Izquierda Unida considera que el programa ha resultado ser excesivamente continuista y escasamente motivador. Los festejos taurinos siguen llevándose una parte sustancial del presupuesto, sin guardar proporcionalidad con el interés que suscitan, por lo que habría que plantearse poder repartirlo en actividades abiertas al público durante la semana. De hecho, a juzgar por las fotos recogidas en prensa local durante la novillada, en las que como muestra aparecía una plaza vacía, cabe preguntarse si es de recibo tanto esfuerzo público para un público escaso.

 

En cuanto al stand que comparte el Ayuntamiento y la Diputación en la Feria de Muestras solamente se puede decir que hay más de lo mismo. Y otra vez cabe preguntarse si es necesario gastar dinero público en una actividad que parece no dar frutos por cómo esta planteada. Por ello IU en 2012 propuso realizar un concurso con la Escuela de Arquitectura para el diseño de los stands del Ayuntamiento en varias ferias; se hablaba de un proyecto de colaboración con la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Valladolid, para contar con la participación de personas jóvenes, haciendo énfasis en el ahorro de gastos superfluos con el objetivo de involucrar a la ciudad en este tipo de actividades.

 

Por otra parte hay una carencia fundamental en la programación para adolescentes. De hecho, Valladolid tiene grandes carencias en espacios de ocio, cultura o relación no consumista, lo cual es especialmente significativo para un grupo de edad clave ya que prácticamente no existen espacios en los que puedan relacionarse fuera del aula y de las redes sociales. Las declaraciones del alcalde han vuelto a poner en el ojo del huracán a la juventud que se reúne en Las Moreras, sin ser capaz de ejercer autocrítica por la falta de alternativas y su doble rasero. Mientras la Feria de Día hace del consumo de alcohol en la calle la seña de identidad de las fiestas, se vuelve  a criminalizar a los jóvenes que no pueden permitirse esos precios y hacen “botellón”, ante la ausencia de oferta festiva, cultural y deportiva para personas de esta edad.

 

Izquierda Unida quiere destacar el incremento de actividades en los barrios, una medida que viene reclamando hace tiempo con la intención de que no todo se concentre en la zona centro de la ciudad y la fiesta y feria se viva en todos los lugares.

 

También se valora como positiva la presencia de grupos locales y actuaciones musicales en plazas, terrazas, que sin duda han dado un color diferente a las fiestas. Lo que demuestra que con voluntad política la cultura en Valladolid podría tener otra dimensión ya que se puede hacer mucho con poco y extender esta dinámica a otras épocas del año.

 

María Sánchez

Información adicional