Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU considera intolerables las declaraciones de León de la Riva y considera que rozan el carácter delictivo

León de la Riva, una vez más, asombra con sus retrógradas declaraciones sobre agresiones sexuales y violencia de género. Esta vez se ha crecido, hablando en relación a la violación en el parque de Las Villas y a las recomendaciones del Ministerio de Interior para evitar las agresiones sexuales. Con frases como: "Una chica se mete contigo en el ascensor, se arranca el sujetador o la falda y sale dando gritos diciendo que la has intentado agredir"; o "Hay veces que a las 6 de la mañana una mujer sola tiene que cuidar por dónde va", el alcalde se despachaba a gusto en un medio de comunicación local y daba a entender que a veces le da reparo entrar en los ascensores por si hay alguna mujer que simula un caso de violación.

 

 

El alcalde de Valladolid ha dado ya sobradas muestras de su machismo y en esta ocasión va más allá frivolizando sobre un delito común que sufren muchas mujeres y poniendo en cuestión la veracidad de las denuncias interpuestas.Es intolerable que trivialice con un asunto gravísimo, haciendo unas declaraciones que un representante público no debería permitirse. ¿Cree que lo que ha dicho es lo que hay que decir? ¿Qué pensará una mujer víctima de acoso sexual o violación al tener como máximo responsable a alguien que en principio pone en duda las denuncias de las mujeres? IU considera que esta frivolización roza el carácter delictivo.

 

Y qué comentar de lo que dice respecto a que una mujer joven debe cuidar de por dónde va a las 6 de la mañana. ¿Ha olvidado que él es el alcalde, uno de los máximos responsables de la seguridad ciudadana? Parece no querer asumir responsabilidades. Y efectivamente, con tales declaraciones se muestra como un absoluto irresponsable, como alguien anclado en otro tiempo, que no está en su papel del alcalde.

 

Las declaraciones no son una metedura de pata, sino que reflejan la política de León de la Riva, que en los últimos años ha recortado los servicios, ayudas y programas relacionados con la violencia de género (ahí está el ejemplo de la última subvención sobre este tema, que ha dejado desierta). También hay que recordar que los porcentajes de denuncias falsas son ínfimos, y sin embargo son muchas las mujeres que aún no se atreven a denunciar, precisamente porque aún existen personajes como León de la Riva, que siempre ponen sobre ellas el punto de mira.

 

Estas declaraciones suponen una humillación y un desprecio a mujeres que sufren agresiones sexuales de todo tipo. Cabe imaginar como pueden sentirse víctimas de estos delitos y su entorno, cuando en el caso de Valladolid, su máximo regidor ridiculice su sufrimiento y desprecie una realidad social terrible.

 

Manuel Saravia Madrigal

 

 

Información adicional