Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU recibe contestación negativa de los firmantes del convenio del ascensor de la catedral a la petición de destinar los fondos a necesidades urgentes

En las cartas se les planteaba que, al no tratarse (al menos en su mayoría) de obras urgentes ni críticas para el mantenimiento, estabilidad o conservación básica del monumento, sino que están dirigidas al fomento del turismo, y siendo conscientes de que se están recortando ayudas sociales, con el argumento de la falta de presupuesto para atender a necesidades básicas de la población, no es defendible dedicarse en estos momentos a tales obras.

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha recibido una respuesta negativa a la petición que se formulaba en cartas enviadas el pasado 12 de noviembre a cada uno de los firmantes del Convenio de colaboración suscrito el pasado mes de junio para realizar varias obras en la torre norte de la Catedral, entre las que destaca la instalación de un ascensor.

En consecuencia se pedía a cada uno de ellos que, “junto a los demás firmantes del convenio, reconsiderasen la decisión de inversión, y limitasen la intervención a lo estrictamente necesario para garantizar la estabilidad del edificio, si es que estuviera amenazada (algo que, a la vista de las declaraciones públicas del arquitecto de la Diócesis, no lo parece)”. Se pedía, por tanto, la renuncia “a las obras que no sean urgentes”. Y el Grupo de IU concluía “confiado en que atiendan estas razones (que son, así lo creemos, básicamente de justicia)”.

No ha sido así, y las razones esgrimidas no han sido atendidas. El Alcalde de Valladolid fue el primero en contestar (el día 14 de noviembre). Expone como única consideración que “se trata de fondos afectados a un fin específico en virtud de un convenio firmado el pasado mes de junio”, como si los convenios no pudiesen reconsiderarse, siempre que estén de acuerdo los firmantes o los financiadores. En ningún momento entró en Alcalde en el fondo del asunto.

Posteriormente se recibió la carta del Arzobispado. En ella se alude también al convenio y se cita un supuesto acuerdo entre “los partidos” en el que “estuvieron todos, según me dijeron, de acuerdo, para el arreglo de la torre y hacerla visitable como hay en más sitios de España”. IU debe manifestar que desconoce el citado acuerdo en tal sentido entre “todos” los partidos.

Al no recibir más respuestas, el portavoz del Grupo Municipal de IU se puso en contacto con hace unos pocos días con el presidente de la Asociación de Amigos de la Catedral, que amablemente le atendió y explicó su postura respecto a la petición planteada. Dejó claro que se oponían, fundamentalmente por razones de oportunidad, entendiendo que ahora es el momento de llevar a cabo las obras previstas.

Por su parte, el Director General de Patrimonio Cultural tampoco ha respondido a la carta enviada, y no ha sido posible, hasta el momento, hablar con él personalmente del tema en cuestión.

IU lamenta profundamente lo que considera una gran insensibilidad de los firmantes hacia la población que más está sufriendo los recortes presupuestarios, incluso en temas críticos. Después de leer o escuchar los argumentos esgrimidos para mantener la obra IU se refuerza en la convicción de que se trata de algo extraordinariamente superfluo en este momento, de una inversión que puede (y debería) esperar a otros tiempos. Nadie ha argumentado ningún riesgo para el monumento si no se efectúan las obras. Y sólo se alude (y no en todos los casos) al convenio firmado como razón fundamental. IU entiende que hay otros convenios firmados y sellados con la ciudadanía que se están incumpliendo clamorosamente sin que ninguno de los firmantes se haya rasgado las vestiduras.

Información adicional