Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU insta al Ayuntamiento a agilizar la implantación cláusulas sociales para fomentar la integración laboral de las personas con discapacidad

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha planteado durante la reunión del Consejo Municipal de Personas con Discapacidad, celebrado ayer (3 de julio de 2014) la necesidad de agilizar la puesta en marcha de cláusulas sociales en los contratos municipales, para  favorecer la integración laboral de  personas con discapacidad por parte de la empresa adjudicataria.

 

Durante la reunión del Consejo ha podido constatarse nuevamente que un buen número de las empresas que contratan con el Ayuntamiento determinados servicios externalizados no cumplen la reserva establecida por ley para personas con discapacidad. De hecho se informó que de las cinco empresas analizadas durante este mes, ninguna de ellas cuenta con personal con discapacidad en los contratos que desarrolla con el Ayuntamiento de Valladolid. Según ha podido saber IU, esta muestra presentada en el Consejo no recoge casos aislados en las contrataciones que realiza el Ayuntamiento de Valladolid, sino que existe un buen número de ejemplos de esa “mala praxis”.

 

 

Izquierda Unida quiere recordar que existe el compromiso por parte del Equipo de Gobierno de poner en marcha una serie de cláusulas sociales para favorecer la inclusión de diferentes colectivos sociales, cuyas circunstancias estén haciendo especialmente difícil su empleabilidad. Sin duda, uno de esos colectivos es el de las personas con algún tipo de discapacidad. De hecho, el pasado 28 de marzo el alcalde de Valladolid se comprometió con el CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad) a incluir ese tipo de cláusulas, así como a extremar el control del cumplimiento de la legalidad por parte de las empresas con las que contrata el Ayuntamiento.

 

Conviene recordar que a pesar de que la Ley 13/1982 de 7 de abril, de Integración Social de personas con discapacidad, establece para las empresas públicas y privadas con plantilla superior a 50 trabajadores la obligación de contratar a un número de trabajadores con discapacidad no inferior al 2%, son demasiadas las empresas que no cumplen ese mínimo legal.

 

En Valladolid viven más de 30.000 personas con algún tipo de discapacidad(el 40% son hombres y el 60% mujeres). Muchas de estas personas se encuentran en edad de trabajar y se enfrentan a numerosas dificultades en el momento de conseguir la inserción laboral. De hecho, según la última “Encuesta de Discapacidad, autonomía personal y situaciones de dependencia”, la provincia de Valladolid está por debajo de la media nacional en cuanto número de personas con discapacidad que están trabajando (24´87% en Valladolid frente al 28´28% en el conjunto del Estado).

 

 

 

 

Alberto Bustos

Información adicional