Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU pide una memoria razonada para justificar la aplicación de los 10 millones en obras

1.Según ha manifestado públicamente el alcalde, se destinarán a un plan de obras 10 millones procedentes del remanente de tesorería de 2013, según un listado que ha ido haciendo público selectivamente (sin informar en ningún momento a los grupos municipales). Al parecer se han decidido obras como la eliminación de la piscina de Endasa y construcción de un parque de “fitness” (100.000 euros), reforma de la playa de la Rondilla, arreglo del Real de la Feria (140.000 euros), aparatos de gimnasia en Recoletos, nuevos radares en cinco barrios, creación de un Espacio Joven en la calle Olmo (1,5 millones), recrecido del puente de Arturo Eyries para carril bici o construcción de una pasarela peatonal de 100 m sobre José Acosta (350.000 euros).

 

 

2.Debe recordarse que el ahorro procede de los recortes efectuados en los últimos años en distintas áreas, entre las que se encuentra la de Acción Social, que ha visto disminuir su presupuesto en varios millones desde 2011, precisamente en los años en que las necesidades sociales más se han incrementado. Y así se ha reducido la ayuda a domicilio, hay escasez de recursos en teleasistencia, no se apoya suficientemente a las familias desahuciadas, se rechazaron propuestas sobre pobreza energética, etc. Por lo cual, si el Ayuntamiento puede disponer de un remanente de 10 millones es que cabe también reajustar el presupuesto municipal para ir recuperando los niveles de calidad de los servicios sociales; un objetivo que debería ponerse en marcha de forma inmediata.

 

3.Pero incluso en la coyuntura de decidir qué obras hacer en este año con esos 10 millones no puede asumirse sin más la fórmula elegida: una reunión con representantes de cada barrio a los que se les informa de lo que desde el Ayuntamiento se ha pensado para ellos. Es obvio que ninguna asociación va a rechazar cualquier mejora que se plantee. Pero es necesario oponerse a esa mecánica de “la marquesa distribuyendo los restos del festín”: hay 10 millones, vamos a repartirlos. No es eso.

 

4.IU pedirá pasado mañana, 29 de mayo de 2014, en la Comisión de Gobierno, Hacienda y Función Pública una memoria razonada en la que, después de establecer las condiciones legales que debe tener ese gasto (que sea gasto corriente y no comprometa gastos en años posteriores, etc.), se haga un análisis de las necesidades existentes en la ciudad y a partir de ahí se decidan las aplicaciones.

  

5.A primera vista es difícil admitir, por ejemplo, que en estos momentos sea absolutamente prioritaria la realización de una pasarela sobre José Acosta para “facilitar a deportistas y andarines los desplazamientos saludables”. En todo caso, como decimos, debería decidirse a la vista del conjunto de necesidades.

 

6.No está de más recordar que se trata de un programa marcado por las elecciones municipales del año próximo, como viene siendo habitual en los mandatos de este alcalde. Y también convendría advertir que buena parte de las obras hasta ahora anunciadas derivan de una pésima gestión en cuanto al mantenimiento y reparaciones de inmuebles. Por ejemplo: no se reparan las instalaciones de Barrio España y ahora toca se haría una inversión mucho mayor que la que se requería inicialmente. Y lo mismo podría decirse del edificio de la calle Olmo. Con una mínima inversión se habrían reparado en su momento las deficiencias. Ahora, sin embargo, el deterioro es mayor y será más cara la inversión a realizar.

 

  

María Sánchez

Información adicional