Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

Ante los datos de la Feria del Libro IU reitera las ventajas de instalarla en un espacio abierto

Cuando Mercedes Cantalapiedra destaca que la presente edición de la Feria del Libro ha sido “la mejor de las que se han celebrado en la Cúpula” es señal de que no puede compararse con las que se celebraron en Recoletos o en la Plaza Mayor. Aunque ha habido declaraciones contradictorias, la opinión de algunos de los feriantes sobre la feria de este año es muy significativa. Pues han hablado de que “en todos los días de esta cita se ha vendido sólo un poquito más que en los puestos colocados en la plaza de España durante el Día del Libro”.

 

 

Un día, por cierto, en el que se concentraron en la Plaza de España una treintena de librerías, mientras que en la Cúpula del Milenio sólo han estado presentes once libreros (de los 70 que hay en la ciudad). La Feria del Libro ha ido perdiendo libreros, y debe recordarse que en esta edición, de las 41 casetas instaladas, 13 han sido de editores, 11 de libreros y nada menos que 17 de instituciones (entre ellas una del Ministerio de Defensa, otra de la Junta, de la Diputación, y nada menos que cinco directamente vinculadas al Ayuntamiento: del Servicio de Publicaciones, de la Seminci, del Plan Municipal de Lectura, de la Fundación Miguel Delibes y de Valladolid Ciudad de Museo).

 

A la vista de las informaciones publicadas, IU se reitera en la opinión de que el espacio mejor para la feria es la calle. Un espacio que permite encontrarse con los libros y no exige tener que ir a buscarlos a un espacio cerrado (y además mal acondicionado). Y por cierto, cuando se decidió llevar la feria a la Cúpula la concejala de Cultura dijo, rotunda, que se trataba de “evitar los gastos extraordinarios en carpas”. Pues bien: este año no sólo se ha montado fuera de la Cúpula la “carpita” de los años anteriores, sino también una enorme carpa ocupando la plaza y dejando en evidencia aquellas declaraciones.

 

 

 

 

Manuel Saravia

Información adicional