Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU pide suspender el despliegue de fibra óptica de Telefónica y Ono mientras se opongan al pago de su deuda en Los Santos Pilarica

El Grupo Municipal de Izquierda Unida pide al equipo de gobierno municipal la suspensión de los planes de despliegue de fibra óptica correspondientes a las empresas Telefónica España SA y Cableuropa SAU (Ono), o a las que pudieran sustituirlas (al parecer Vodafone ha comprado Ono este mismo mes de marzo), mientras mantengan una actitud desleal en su oposición al pago de la deuda que tienen asumida en la urbanización de Los Santos Pilarica, que ascienda a 160.050,23 euros (+IVA), en el caso de Telefónica, y de 529.015 euros (+IVA), en el de Ono. Un total de 834.000 euros (con el IVA del 21% incluido) que adeudan ambas empresas y que las dos se niegan a pagar.

 

El Ayuntamiento les reclama esa cantidad desde que el pasado 19 de julio de 2013 la Junta de Gobierno acordó aprobar definitivamente la cuenta de liquidación del “Proyecto de Actuación del sector 16 Los Santos Pilarica”, presentada por Viva y que arroja las citadas deudas en concepto de gastos de urbanización atribuibles a ambas compañías. Las dos, por separado, presentaron sendos recursos de reposición que el pasado viernes, 14 de marzo de 2014, la Junta de Gobierno rechazó.

 

Pues bien, no sorprende que se opongan al pago, ya que lo vienen haciendo en otros procesos urbanizadores recientes de la ciudad, sino que llama la atención su actitud desleal es esa oposición. Pues en ambos casos comienzan sus recursos alegando desconocimiento. “No media encargo”, dice uno; “falta la notificación del acuerdo”, dice otro. Que si la empresa (Ono) hizo algo en esa urbanización “fue tan solo altruismo, es decir, asesoramiento técnico especializado pero con intenciones filantrópicas”. O que (dice Telefónica) el Ayuntamiento no tiene competencias para reclamar un ingreso que corresponde a Viva. Etc.

 

Por supuesto, ambas compañías están en su derecho de recurrir la procedencia o no de la deuda que se les atribuye. Pero no vale todo. Y si se permiten plantear la discusión en los términos en que se han expuesto anteriormente, lo procedente, según IU, es que el Ayuntamiento responda a esa actitud desleal suspendiendo los planes de despliegue de fibra óptica aprobados el 7 de julio de 2013 (con Telefónica) y el 22 de noviembre del mismo año (con Vodafone); así como los 12º planes de implantación de telefonía móvil aprobados en 2012 con Vodafone y 2013 con Telefónica. IU recuerda quecon los ciudadanos, las asociaciones o las pequeñas empresas, no se tiene manga ancha a la hora de no penalizar las deudas que se puedan tener con el Ayuntamiento. Y con las grandes empresas se debería actuar con el máximo rigor y exigencia.

 

Manuel Saravia

Información adicional