Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU pide una reacción municipal en defensa del derecho a la vivienda y frente al incremento de los desahucios

El Grupo Municipal de Izquierda Unida, a la vista de la información publicada ayer por el Banco de España en la que se indicaba que los desahucios por impago de la hipoteca se aceleraron durante la primera mitad de 2013 (correspondiendo el 80% a residencias habituales), considera que el Ayuntamiento no puede seguir enrocado en su política desganada, ineficaz y absolutamente insuficiente en materia de vivienda; y pide que se aproveche la necesidad de hacer cambios en el Plan de Suelo y Vivienda vigente como consecuencia de la nueva Ley 10/2013 (“de medidas urgentes en materia de Vivienda”), para promover una política activa, seria y comprometida en relación con este derecho.

 

En la citada ley se habla de la existencia de “episodios de aguda insatisfacción social” en materia de vivienda, y la noticia de ayer pone de manifiesto una de sus caras más dramáticas. Ni el “Código de buenas prácticas de la banca” o la reforma de la ley hipotecaria impulsadas por el gobierno central, ni el “servicio de apoyo” de la Junta y el Ayuntamiento, y mucho menos el programa “Viva social” (en el que sólo figuran 11 viviendas en total) pueden hacer frente al problema. Mientras el gobierno central se dedica a tumbar las iniciativas que tratan de asumir la cuestión en toda su dimensión (el caso más llamativo fue el de la ILP de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, respaldada por 1,4 millones de firmas), ni siquiera ha conseguido que aumente el porcentaje de daciones en pago en 2013, sino que se ha reducido respecto a las del año anterior. Un fracaso en toda regla que deja en la calle a decenas de miles de familias.

 

IU pide al Ayuntamiento una implicación mucho mayor y claramente comprometida con las familias en riesgo de desahucio. La neutralidad institucional frente a este problema, cuando no se abordan las causas que lo han provocado, resulta ofensiva. Basta recordar cómo se ha ayudado a la banca desde la administración pública. Tampoco son admisibles políticas de imagen para intentar callar la voz de quienes protestan por el escándalo de los desahucios. Ni puede tolerarse la inacción sobre las viviendas vacías de la que viene haciendo gala el gobierno municipal. Siguen siendo los bancos quienes toman las decisiones últimas en esta materia. La verdadera política de vivienda la están haciendo los bancos. Y puede decirse que de alguna forma que la administración pública está trabajando para ellos.

 

IU pide al Ayuntamiento que elija: o se está con las familias o con la banca.Y propone que se estudien las propuestas planteadas en la publicación de la PAH de 2013 titulada “Emergencia habitacional en el estado español”, para que, aprovechando la necesaria modificación del Plan de Vivienda antes citado, se incorporen a la política municipal las que puedan ser más útiles para defender en nuestra ciudad el derecho a la vivienda.

 

Entre las medidas a adoptar habría que hablar del impulso de un potente servicio de inspección, la puesta en uso de las viviendas vacías, la formación de un parque público de alquiler social adecuado a las necesidades (que ni siquiera están calculadas en nuestra ciudad), adopción de medidas de carácter simbólico, medidas de negociación y medidas de presión sobre las entidades financieras, ofrecer garantías de que no habrá desalojos por razones económicas, dación en pago y segunda oportunidad, etc.

 

Manuel Saravia

Información adicional