Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU propone un programa didáctico para que niños y adolescentes conozcan el Canal de Castilla

El Grupo Municipal de Izquierda Unida ha elaborado una propuesta que trasladará a la Concejala de Atención y Participación Ciudadana, Domi Fernández, para que los escolares de educación primaria y primer ciclo de secundaria conozcan el Canal de Castilla a su paso por la capital, que se sitúa en el marco de los programas que forman parte de la Guía MunicipalEducativa que el Ayuntamiento ofrece cada año a los centros educativos de Valladolid. Concretamente en los programas “Conoce tu ciudad” y “Oxígeno puro”, en los que se organizan una serie de visitas guiadas, de temática medio ambiental, con un afán educativo, informativo y divulgativo, a lo largo del Campo Grande, la potabilizadora de las Eras y la Estación depuradora. IU opina que el Canal de Castilla ofrece una serie de atractivos culturales, históricos y medioambientales, de suficiente calado como para programar una cita imprescindible con los niños, niñas y adolescentes de Valladolid.

El Canal de Castilla es una importantísima obra de ingeniería hidráulica, realizada entre mediados del siglo XVIII y el primer tercio del XIX. De la mano de la Ilustración llegó en un momento en que se hacía necesario vender el excedente de grano y mejorar las comunicaciones comerciales. Lo que nació como una vía de navegación para el transporte de mercancías, se cerraría al tráfico comercial a mediados del siglo XX, en 1959. Desde entonces, su función principal se centra en el regadío, a lo que se une su interés como una de las rutas de mayor atractivo turístico de Castilla y León, por la riqueza paisajística, natural y por el valor histórico y artístico de las localidades que se encuentran a su paso. El canal fue declarado Bien de Interés Cultural en 1991, lo que vino a reconocer la importancia de esta obra de ingeniería.

 

El Canal de Castilla consta de tres ramales, siendo el ”ramal sur” el que llega a Valladolid. Tras el acueducto del Berrocal, de grandes dimensiones, aparece la última esclusa, la 42, la única que mantiene practicables sus compuertas. La antigua central hidroeléctrica alberga el Centro de Gestión y Control de Recursos Hidráulicos. El Canal sigue hacia el Barrio de la Victoria, donde muere en la dársena de Valladolid. Aquí permanecen en pie la fábrica, las casas de los empleados y los antiguos almacenes. Dos postes leguarios, el sexto y el séptimo, y otro acueducto, el de la Pedrosilla, ubicado antes que el del Berrocal, aparecerán en este último tramo del Canal de Castilla.

 

 

 

Izquierda Unida considera que el Ayuntamiento debe impulsar la puesta en valor de los recursos autóctonos de Valladolid, en especial si tienen tanto valor como el Canal de Castilla. A juicio de IU, sería muy positivo que la población más joven pudiera conocer la importancia del Canal, tanto por historia (su aportación económica para el desarrollo de Castilla en los últimos dos siglos) como por su actualidad: su valor ambiental y la biodiversidad de sus márgenes, el enorme patrimonio industrial que lo rodea y los elementos de ingeniería civil que lo jalonan (puentes, acueductos, retenciones o esclusas).

 

Se trata, por último, de impulsar el conocimiento de un recurso natural que tiene un potencial turístico insuficientemente explotado, como reconocía el propio (Partido Popular en su programa electoral, donde se comprometía a “darlo a conocer con paseos a pie, en bici, canoa, etc.”; y para el que pensaba instar a la Confederación Hidrográfica del Duero “la urgente realización de las obras para la recuperación de la dársena del Canal de Castilla y el tratamiento de sus márgenes en todo el término municipal”.

 

Alberto Bustos García

Información adicional