Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU propone un nuevo nombramiento para el Alcalde de Valladolid

El Presidente de la Junta debate en las Cortes de Castilla y León con cierta frecuencia. Al Presidente del Gobierno se le ve intervenir en el Congreso algunas tardes de miércoles, entre otros debates en los que participa. Igualmente no es raro ver al Presidente de la Comisión Europea defender sus decisiones en el Parlamento de Estrasburgo. El Secretario General de la ONU presenta informes de rendición de cuentas ante la Asamblea General.

Pues bien: el Alcalde de Valladolid, como si de un Alto Virrey de su Majestad o del Canciller Supremo de la Guerra de las Galaxias se tratase, no debate nunca en ninguna ocasión y pase lo que pase con la oposición, ni se somete personalmente al control del Pleno (tal cual el Marqués de Montesclaros en el Virreinato de la Nueva España o el Canciller Supremo de la República Galáctica Palpatine respecto al Senado Galáctico de Coruscant).

 

El Grupo Municipal de Izquierda Unida considera extraña, en nuestra modesta democracia, esta anomalía y propone, en consecuencia, optar por una de las siguientes soluciones. La primera posibilidad (elemental, poco vistosa, es cierto) consiste en arbitrar los medios para que se garantice alguna intervención suya en el Salón de Plenos, con posibilidad de réplica por parte de la oposición. Modificando, por ejemplo, el Reglamento Orgánico para garantizar tales debates.

 

La segunda (antidemocrática, pero mucho más lucida, qué duda cabe), que se le reconozca el derecho a no debatir. Que el alcalde sea nombrado directamente por el rey, por la FEMP, por la Comisión Europea, por la Casa de la India, la ONU y el Senado Intergaláctico, “persona libre de responsabilidad política”. Consolidando así formalmente una situación que de hecho parece ejercer. Por de pronto, como los virreyes de la Nueva España, ya tiene el “de” en su apellido. Algo es algo.

 

Grupo Municipal de IU, en el Día de los Santos Inocentes

Información adicional