Izquierda Unida Valladolid - Ciudad

IU rechaza el triunfalismo surrealista con que Alfredo Blanco ha presentado el proyecto de presupuestos municipales de 2014

De la aprobación del proyecto de Presupuestos municipales de 2014 (llevada a cabo, por cierto, sin la presencia del alcalde, de viaje en uno de sus periplos: una vez más fuera de la ciudad cuando se tratan asuntos fundamentales), sólo dispone el Grupo Municipal de Izquierda Unida, en esta hora (12,30 h del 29 de noviembre de 2013), del discurso oficial de presentación, aún no del detalle. Valoraremos, por tanto, ese discurso. Que no ha sido facilitado a los grupos políticos, sino únicamente a los medios. Señalamos seis cuestiones:

1ª. Presenta un triunfalismo surrealista. Habla, con toda soltura, de recuperación económica. Presenta los datos de empleo y del “mejor dato de paro juvenil” de las capitales de Castilla y León como un éxito, cuando los jóvenes se van de la ciudad o presentan unos datos de paro escalofriantes. Hace, por lo tanto, un diagnóstico pésimo de la situación de la ciudad. Está más preocupado por vender números que por conocer y abordar la situación real de la población.

 

2ª. Nos parece inadmisible, por no decir inmoral, que se reduzcan nuevamente los presupuestos de bienestar social. Se pone en evidencia que la protección social sigue sin ser una prioridad del equipo de gobierno. Habiendo aumentando enormemente las necesidades, se reduce el presupuesto que las atiende.

 

3ª. Se habla del mantenimiento de los servicios “con el mismo nivel de calidad”. Pero algunos de los servicios sociales ya tienen un nivel que necesita no ya mantenerse, sino mejorar.

 

4ª. Habla del endeudamiento sin hacer mención a que más de 70 millones de esa deuda que tiene el Ayuntamiento se contrajeron en diciembre de 2010, pocos meses antes de las últimas elecciones municipales, para realizar obras manifiestamente innecesarias.

 

5ª. Se denota un innegable electoralismo en la propuesta de admitir la participación de las asociaciones vecinales en el destino de una partida destinada a mejoras en los barrios. Lo que en años anteriores se pidió y se dijo que era imposible, el año anterior a las elecciones se presenta como posible. Habrá que ver en qué términos se lleva a cabo.

 

6ª. A pesar de haber aceptado reunirse y recibir aportaciones de IU, lo cierto es que en ningún momento ha mostrado ninguna receptividad a contemplar una posibilidad distinta a la que tenía prefigurada el equipo de gobierno. Y así no ha admitido destinar más de 10 millones de euros para la mejora de la acción social y la creación de empleo. De hecho, se sigue planteando, por ejemplo, la construcción de nuevas viviendas, en lugar de incrementar las partidas de rehabilitación, mucho más eficaces en términos de empleo.

Manuel Saravia 

Información adicional