Izquierda Unida Valladolid

Los PGE para el 2014 van a provocar más crisis, paro, desigualdad y despoblación

Son unas cuentas que destruyen empleo, aumentan la pobreza y no crean confianza en la ciudadanía.

Izquierda Unida cree que los vallisoletanos y vallisoletanas no podemos estar satisfechos con unos Presupuestos Generales del Estado que invierten 3 de cada 5 euros en una infraestructura que es de paso, como el AVE. Por este motivo consideramos que el debate generado es, como cada año, estéril ya que se vuelve a centrar la discusión en las toneladas de cemento que se ponen en nuestras obras públicas cuando en realidad tendríamos que hablar de cuales de las necesidades de la población vallisoletana están cubiertas y cuales no.


Desde Izquierda Unida no queremos despreciar el gasto en infraestructuras, pero ponemos el énfasis en que sean obras públicas que sirvan para crear o fijar empleo, más allá del empleo que se puede generar mientras se realizan. Por este motivo exigimos la conexión ferroviaria con los nuevos talleres de RENFE que permitan la llegada del material necesario hasta la planta donde se deberá dar el mantenimiento preciso a los trenes.

Todo el debate que se está generando sobre si hay pocas autovías o muchas en nuestra provincia se nos antoja como insensible con las necesidades reales de las personas que están sufriendo los rigores de esta situación y nos parecen cortinas de humo sobre el verdadero debate necesario, cómo hacemos que las leyes y los recursos palien el sufrimiento de las personas en nuestra provincia, en nuestra región y en nuestra sociedad.

Mientras tanto echamos de menos en la provincia de Valladolid inversiones para crear empleo, en particular empleo verde para atraer nuevos recursos con los que sustituir la pérdida de empresas y contribuir a la mejora de nuestro medio ambiente.

IU también considera suicida toda política que cercene la investigación y el desarrollo en nuestra provincia, entendiendo que esta investigación, que se debe apoyar en el seno de nuestras Universidades Públicas, debe ir digerida hacia el terreno civil y nunca en el campo militar como hace este Gobierno.

Igualmente IU Valladolid deplora el naufragio definitivo de la Ley de Dependencia que ha perdido un 36,4% de sus fondos en 2014 y que va a condenar a las familias a la desprotección total, además de restringir aún más el empleo que había empezado a florecer al abrigo de la atención social a las personas  dependientes.

Igualmente destacamos que el incremento de sólo el 0,25% de las pensiones para el año próximo supone una grave reducción del poder adquisitivo de los pensionistas, demostrando así que el PP decide ir precisamente contra los más débiles.

Para IU los capítulos que hay que atender desde los Presupuestos Generales del Estado y desde los que presente la Junta de Castilla y León en próximas fechas son los que se refieren a la atención a las personas como las prestaciones si se quedan sin empleo, las ayudas para que sus hijos e hijas estudien y la cobertura de las necesidades sanitarias de toda la población sin excepciones sin pagos ni repagos que condenen a la enfermedad a las personas que no tengan recursos o papeles.

Además exigimos una fiscalidad justa que permita incrementar los recursos del Estado para parar esta espiral de recortes y pérdida de servicios públicos imprescindibles para que un Estado pueda llamarse de Derecho y Social. Los ingresos son raquíticos y recordamos al Gobierno que existe otra forma, la lucha contra el fraude fiscal, en lugar de cargar a las clases medias, asalariados, parados y pensionistas con IRPF, IVA e impuestos especiales.

Denunciamos que la nueva congelación de los salarios a los empleados públicos entra dentro de la estrategia para deteriorar los servicios públicos y justificar las futuras privatizaciones que se siguen planteando en la hoja de ruta del PP.

Los Presupuestos Generales del Estado consolidan a España como un país en vías de subdesarrollo por su carácter dependiente, con unas líneas generales impuestas y diseñadas desde fuera por la Troika.

Estos presupuestos van a provocar más crisis, más paro, más desigualdad y más despoblación, generarán más paro, más pobreza y más pesimismo.

Son unas cuentas que destruyen empleo, aumentan la pobreza y no crean confianza en la ciudadanía.

Información adicional