Izquierda Unida Valladolid

El periodista Alejandro Fierro anima a lograr un frente amplio, como en Venezuela, para luchar contra la situación en España

El periodista español Alejandro Fierro lleva un año en Venezuela y ha seguido con atención los acontecimientos en torno al fallecimiento de Chavez y a la ascensión de Maduro a la jefaura de Gobierno venenzolana. Para explicar lo que está ocurriendo en este país latinoamericano dio ayer, jueves, 11 de junio, una charla en la sede vallisoletana de Izquierda Unida. Ante una sala abarrotada de público explicó el éxito de la “revolución bolivariana” de Chávez y animó a los españoles a olvidar nuestras diferencias, a sumar lo que nos une y a crear un frente amplio para derrotar en las urnas al Gobierno de la derecha como ocurrió ya en Venezuela.

Alejandro Fierro mostró la otra cara de las noticias que nos llegan habitualmente desde Venezuela a través de los medios de comunicación. Su crónica periodística nos acercó a una realidad que normalmente vemos algo deformada por los intereses económicos y politicos de nuestro país. Por eso explicó los motivos por los que las clases populares venezolanas están con el movimiento Socialismo del siglo XXI que encarnó Hugo Chávez hasta su muerte en marzo de 2013 y que ahora encarna el Presidente Maduro. El Gobierno ha afrontado los problemas de las clases populares, tradicionalmente olvidadas en Venezuela, y ha puesto en marcha diversos programas, que denomina “misiones”, al estilo de las misiones culturales de la II República Española, para llevar la educación, la sanidad y la vivienda a los rincones más recónditos del país. Para ello cuenta con el apoyo de técnicos cubanos, y de otros países especialmente de América Latina, que están capacitando a los venezolanos en numerosas disciplinas. Entre las que están necesitando formación se encuentra algo tan básico como la agricultura y la ganadería completamente abandonadas en Venezuela por el efecto del boom del petróleo. “Se han olvidado los conocimientos que no han pasado de padres a hijos y hay que traer incluso campesinos de otros lados para que enseñen a cultivar” ejemplificaba Alejandro Fierro. 

La revolución bolivariana ha sembrado algo más que comida en el pueblo venezolano, “ha sembrado dignidad en sus gentes” ha destacado Alejandro Fierro que ejemplificaba la enorme diferencia de clases anterior a Chávez señalando que la clase alta llama “feitos” a la gente que no es de su casta y a los que no se resigna a entregar el poder. Por eso boicotea de todas las formas posibles el Gobierno, la última reteniendo en los almacenes algunos productos de primera necesidad para dar la impresión de desabastecimiento.

Sin embargo, Alejandro Fierro cree que la dignidad que ha adquirido el pueblo venezolano impedirá que naufrague la revolución de Chávez, incluso después de Chávez. A preguntas del público habló mucho del liderazgo, para ponerlo en su justo entorno, el de un país con una cultura popular y unas creencias que justifican algunas expresiones que aquí puedes resultar chocantes y que, además, “se sacan del contexto para ridiculizar todo lo posible a los líderes venezolanos”. Fierro reconoció a Nicolás Maduro como un presidente muy capaz, buen conocedor de los asuntos internos de venezuela, pero también muñidor de su política exterior desde el Ministerio de Asuntos Exteriores. Maduro “al que en España llaman el “autobusero” en un tono despectivo por su falta de título académico, fue el artífice de la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (ALBA) en contraposición al ALCA de Estados Unidos, que es otra forma de hacer solidaridad entre los pueblos sin interés económico peroo con interés humano” destacó.

Alejandro dijo que la revolución bolivariana tiene, a pesar de estar cercada interna y externamente, vocación de seguir adelante con el Gobierno realmente dirigido hacia el pueblo y a sus necesidades. Hizo una reflexión sobre lo que puede lograr una sociedad que se pone de acuerdo sacudirse el yugo del poder económico de encima e invitó a los españoles a realizar esa misma hazaña. Por último dijo que el Gobierno de Nicolás Madura preservará su acción política y mantendrá el poder siempre que siga dando protagonismo a las clases populares, el 85% de la población venezolana, para que practiquen un autogobierno que les está dando dignidad y libertad a pesar de los muchos problemas que aún persisten en Venezuela como la violencia, el machismo o la falta de formación de sus habitantes.

Información adicional