Izquierda Unida Valladolid

Mujeres y refugiadas, una emotiva charla en Izquierda Unida con Imen Laib y Fouzia Benkerroum

La sede de Izquierda Unida se quedó pequeña para escuchar la charla sobre Mujeres refugiadas organizada, en el entorno del 8 de marzo, como homenaje a las mujeres valientes que sufren en las fronteras europeas la incomprensión y el rechazo. La charla comenzó con la exposición que Rocio Anguita, coordinadora de IU en Valladolid, hizo del informe de Acnur denunciando la existencia de violaciones y de comportamientos violentos hacia las mujeres que viajan solas o con sus hijos entre los países que separan su lugar de origen, especialmente Oriente Medio, y Europa. Después la intervención grabada de la parlamentaria europea por Izquierda Unida, Marina Albiol, denunció el blindaje de Europa con fronteras alambradas para eludir nuestra obligación de dar refugio a quienes huyen de los conflictos en sus respectivos países y para anunciar una denuncia del Grupo parlamentario de la Izquierda Europea contra el Acuerdo de la vergüenza entre la UE y Turquía que pretende devolver, a cambio de dinero, los refugiados a éste país. Marina Albiol aseguró que Turquía no está en disposición de asegurar los derechos de los refugiados y acusó a la Unión Europea de tirar por la borda el derecho internacional y el respeto por los Derechos Humanos con este Acuerdo.

Cortometraje "Nana", ganador del Premio Goya 2006 al corto de ficción.

Después las mediadoras de ACCEM, Imen Laib y Fouzia Benkerroum hablaron largamente de las vivencias de las mujeres que llegan a España buscando refugio, de lo que han vivido por el camino y de los motivos que las obligaron a dejar su tierra para emprender un peligroso viaje hacia Europa. La intervención de las compañeras estuvo precedido por la proyección de un corto titulado “Nana”, ganador del Premio Goya al mejor cortometraje de ficción que relata de forma poética la situación de las madres que viajan con sus hijos en frágiles embarcaciones por el mar para alcanzar las costas europeas.

Las compañeras de ACCEM hablaron de las mujeres refugiadas e inmigrantes que tienen que dejar sus casas, sus raíces, sus familias para emprender un camino que es completamente incierto. Relataron casos de abusos, explotación, acoso sexual, miedo y también incertidumbre por lo que se encontrarán al llegar. Las voluntarias de ACCEM explicaron cual es el protocolo de acogida que llevan en su Asociación, que lleva muchos años ocupándose de los y las refugiados en España. Entre los muchos problemas que deben afrontar las personas refugiadas es aprender un idioma nuevo, unas costumbres diferentes, y la constatación de que, desde su nuevo país, no pueden resolver los problemas de sus familiares que se quedaron atrás.

También hablaron de la reacción de los españoles ante las personas de diferente cultura, una percepción que ha cambiado a mejor desde que pudimos contemplar el cadáver del niño Elián muerto en una playa griega.

En el posterior debate salieron cuestiones como la vergüenza que sentimos por la situación que viven los y las refugiadas tras los muros que ha levantado Europa en su contra. También se habló del feminismo en España y como se  traslada a las relaciones personales de las familias que llegan.

La charla sirvió para recordarnos que hay un trabajo de sensibilización que realizar en nuestro país para evitar que surja el racismo, que se extienda el rechazo hacia las personas diferentes y que tenemos la obligación moral de exigir que se trate con justicia a los y las refugiadas en nuestro país y en nuestro continente.

Información adicional