Izquierda Unida Valladolid

IU organiza un debate sobre el Movimiento de los Sin Tierra de Brasil

Izquierda Unida continúa con el programa de actividades “Metiéndonos en Jardines”  con la charla programada para el jueves, 30 de abril, a las 19:00h, en la sede de IU Valladolid, (C/Jardines, 1) en la que intervendrá la feminista y dirigente del Movimiento de los sin tierra de Brasil, Simone Silva. La presentación del acto correrá a cargo del candidato de IU-Equo Convergencia por Castilla y León a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, José Sarrión.

La charla lleva el título “La pedagogía política como proceso de transformación social” y versará sobre el trabajo educativo que lleva a cabo el MST brasileño como una actividad política que contribuye al proceso de transformación social. No en vano la ponente, Simone Silva, es la responsable de la Coordinación Política y Pedagógica de la Escola Nacional Florestan Fernandes (ENFF), además de integrante del colectivo de mujeres dirigentes del Movimiento Sin Tierra (MST), de Brasil. Hay que agradecer la presencia de Silva en nuestra ciudad a Entrepueblos, que ha organizado una gira por el país.

La ENFF fue construida entre 2000 y 2005 en Guararema, a 70 km de São Paulo, gracias al trabajo voluntario de más de 1.000 trabajadores sin tierra y simpatizantes. Su misión es cubrir las necesidades de formación de militantes de movimientos sociales y organizaciones que luchan por un mundo más justo. La propuesta educativa del MST se sustenta en tres pilares: una pedagogía crítica, ligada al conflicto y a la acción liberadora, un proceso colectivo de aprendizaje y la mejora a través de la conquista de la tierra.

Aunque la fundación oficial del Movimiento Sin Tierra tiene lugar en 1984 con el I Encuentro Nacional de los Sin Tierra, donde se reunieron representantes de doce estados de Brasil, su origen se remonta a unos años antes. En 1979, un grupo de familias campesinas ocupaban la hacienda Macali, en Ronda Alta (Río Grande do Sul) tras una larga peregrinación. Expulsadas violentamente, en 1980 decidieron montar un campamento en Encruzilhada Natalino. A los pocos meses, eran unas 3.000 personas las acampadas “deseosas de poder vivir en paz y trabajar la tierra para dar de comer a sus descendientes”.Desde entonces, el Movimiento Sin Tierra lucha de diversas formas. La más importante es la ocupación de tierras, el campamento permanente, sin olvidar las marchas por carreteras, huelgas de hambre, ocupación de edificios públicos, vigilias, manifestaciones en grandes ciudades, la negociación, etc.

Información adicional