Izquierda Unida Valladolid

El TSJ Castilla y León exige al Ayuntamiento de valladolid que retire los símbolos y nombres del franquismo.

La Plataforma por la Retirada de Nombres y Símbolos Franquistas de Valladolid, de la que forma parte Izquierda Unida,  ha logrado que la  Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León revoce  una sentencia de un tribunal vallisoletano y obligue al Ayuntamiento de la capital a retirar los símbolos y nombres franquistas de nuestras calles. Además, le da un plazo de un mes para establecer el catálogo de los objetos que tendrán que ser retirados.

La sentencia se basa en el cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica que el Ayuntamiento de Valladolid se ha negado a cumplir a pesar de las numerosas demandas que se han presentado desde Izquierda Unida y desde la propia Plataforma por la Retirada de Nombres y Símbolos Franquistas.  

La sentencia dice textualmente: “que declaramos la obligación de la administración local demandada de proceder a adoptar, dentro del mes siguiente al de la notificación de esta sentencia, las medidas oportunas para la determinación de los escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura que deban ser retirados, y que dicha administración deberá, interesando en su caso la colaboración de terceros, como la Administración General del Estado, elaborar un catálogo de vestigios relativos a la Guerra Civil y la Dictadura a los efectos previstos en el artículo 15.2 de la Ley en su municipio”.

La Plataforma recuerda que este Contencioso se decidió después de que el Partido Popular rechazara la Moción de Julio del 2010 consensuada en el seno de nuestra Plataforma, que presentó Izquierda Unida y que apoyó el PSOE en el Pleno del Ayuntamiento bajo el titulo: “Para que la ciudad de Valladolid quede libre de cualquier símbolo que recuerde o ensalcen a la dictadura franquista en cumplimiento de la ley de memoria histórica y por justicia democrática”.

 Anteriormente la Plataforma había entregado al alcalde  5.620 firmas de ciudadanos y ciudadanas  exigiéndole la aplicación de la Ley de Memoria Histórica en Valladolid

 La Plataforma,  que tiene realizado un Estudio exhaustivo (elaborado por el Ateneo Republicano de Valladolid) del gran número de Calles y Plazas, así como barriadas y edificios con nombres y placas de exaltación franquista y de la dictadura, trasladará esta información al Alcalde para que proceda, una vez elaborado dicho Catalogo, al cambio de nombres, al igual que la retirada de la Laureada del Escudo de la ciudad.

 Pensamos que la dedicación de una calle a unas determinadas personas, fechas o hechos, es uno de los mayores honores que un pueblo o una ciudad puede ofrecer, pues convierte al homenajeado en ejemplo de los ciudadanos que viven o transitan por la localidad. Se ensalza de esta manera a la persona o al acontecimiento, que pasará a la memoria colectiva como autor de un bien a la comunidad o como referencia histórica del acervo común.

 Sin embargo, siguen presidiendo algunos de los espacios públicos de nuestra ciudad muchos de los símbolos, hechos y nombres pertenecientes a personas relacionadas con el franquismo, que instauraron y sostuvieron una dictadura totalitaria, derribando mediante un golpe de estado armado, un régimen democrático.

Mantener ese homenaje público a personas o hechos golpistas y a personas relevantes de la dictadura, es un claro desprecio a los valores democráticos en los que hoy se basa nuestra convivencia, además de un incumplimiento evidente de la Ley.

Una vez conocida esta sentencia esperamos que en esta ocasión el Alcalde de Valladolid de una vez por todas cumpla la  Ley de Memoria Histórica que le obliga a la  de retirada de símbolos y nombres franquistas de la ciudad de Valladolid por ser contraria a derecho y  por violar derechos fundamentales.

Información adicional