Izquierda Unida Valladolid

El CPP de Valladolid aprueba una resolución solicitando a Cayo Lara y al CPF la convocatoria de Primarias para la elección de la Candidatura a las próximas Elecciones al Parlamento Europeo

La convocatoria de elecciones al Parlamento Europeo en Mayo de 2014 es una oportunidad para que la izquierda europea y en especial  para que la izquierda alternativa española inicie el camino para cambiar las políticas neoliberales impuestas por la Troika.

 

Desde el CPP de Valladolid entendemos que estas  elecciones son un escenario idóneo para impulsar de forma  homogénea en los distintos territorios la dinámica de convergencia con movimientos ciudadanos y fuerzas políticas de la izquierda alternativa al entender que las europeas abren el ciclo político que culminará en las elecciones generales. También es una prueba de fuego para comprobar si somos capaces de articular un proyecto de mayoría social que aspire no solo a ser una alternativa de gobierno, sino fundamentalmente una alternativa de poder, con un programa de profunda transformación social y participación popular en un futuro proyecto constituyente, tal como aprobamos en nuestra X Asamblea Federal con el proyecto de construir un Bloque Político y Social.

Entendemos que los debates, encuentros, jornadas de activistas y reuniones de organizaciones políticas que a lo largo y ancho del estado que se están desarrollando indican la efervescencia que los movimientos políticos y sociales del país están trabajando para organizar mejor la resistencia y empezar a construir las herramientas políticas necesarias  para proceder a ese cambio, existiendo una importante coincidencia tanto en el discurso programático como en la voluntad estratégica de confluencia.

 

Como es natural IU no es ajena a todo ello. Nuestra militancia esta viviendo momentos dulces al encontrar en numerosas capas sociales organizadas o no,  mayor simpatía que hace solo unos pocos años. Ahora parece que se acerca nuestra oportunidad.

 

Debemos de  diseñar una estrategia que convierta nuestra agenda en una apuesta no exclusivamente electoral, sino de impulso y profundización del conflicto y la organización política del mismo. Asumimos que la disputa del poder no parte de un buen resultado electoral, sino de la articulación de la mayoría social afectada por la crisis y convertirla en mayoría de acción política, pero a la vez entendemos que es necesario que el conflicto social se exprese también en las urnas.

 

Queremos y debemos llegar a acuerdos de unidad. Para ello debemos generar espacios comunes agradables, de confianza mutua, siendo extremadamente generosos para hacer entender que nuestras intenciones van muy en serio. Es necesario crear empatia con nuestros posibles aliados.

 

Izquierda Unida tiene una posición destacada como organización mayoritaria de la izquierda alternativa y transformadora  a nivel institucional y militante. Debemos dar pasos con claridad y contundencia para disipar dudas sobre la sinceridad de nuestra apuesta. Para ello, debemos  abogar por un proceso que haga sentirse cómodo al resto de posibles compañeros  de viaje, suficientemente abierto y participativo.

 

Ello exige gestionar con responsabilidad y generosidad ese papel central que lógicamente debemos tener. Trabajando sobre la base  programática y la confección de la candidatura a las elecciones Europeas. Candidatura que debe ser encabezada por personas nuevas, no continuistas y que logren ilusionar ante el reto que nos proponemos.

 

Para ello solicitamos al Coordinador Federal  para que traslade al CPF:

 

1. Que desarrolle un proceso de dinámicas participativas para que ofrezcamos un programa electoral lo mas consensuado posible con lo movimientos sociales  y opciones políticas de la Izquierda alternativa y transformadora.

 

2. Que se inicie un proceso de confección de la candidatura donde por un lado se pueda elegir bajo el formato de primarias abiertas al cabeza de lista que nos represente,  y segundo, organizar un sistema de primarias para el resto de la lista con  criterios de consenso social y presentada en cremallera y al 50% entre ambos sexos.

 

Estas dos cuestiones sin duda darán un impulso esperanzador para todo ese electorado de izquierdas  crítico, que esta esperando que se le ofrezca esa herramienta política que si le represente.

 

Nos jugamos mucho, y debemos ser hábiles para conseguir nuestros objetivos de cambio y de rumbo.

 

Información adicional