Izquierda Unida Valladolid

IU presenta mociones en los ayuntamientos de Valladolid y entorno para reimpulsar la CUVA

Los concejales y concejalas de Izquierda Unida en los municipios del entorno de Valladolid que forman parte de la Comunidad Urbana (CUVA), así como el Grupo Municipal de IU en la capital presentarán mociones en sus respectivos ayuntamientos para reclamar un mayor impulso político a la CUVA, cuya inactividad o falta de interés sobre la mayor parte de los asuntos que movieron a su creación es patente. El diputado provincial de IU, Salvador Arpa y la concejala de Valladolid, María Sánchez, han presentado hoy, 2 de abril de 2014, en rueda de prensa el contenido de la moción que se llevará a los ayuntamientos citados.

 

TEXTO DE LA MOCIÓN PARA REIMPULSAR LA ACTIVIDAD DE LA CUVA

1. Desde hace años se ha venido insistiendo en la necesidad de una mayor coordinación territorial en la ciudad de Valladolid y los municipios del entorno. Más allá de los aspectos contemplados por las Directrices DOTVAENT, parece que lo razonable es que en una serie de ámbitos de alcance supramunicipal se llegue a acuerdos políticos para buscar la máxima cooperación. En movilidad (transporte público, movilidad peatonal y ciclista, aparcamientos disuasorios, etc.), servicios de abastecimiento de agua, saneamiento, residuos, energía y comunicación; seguridad (bomberos), urbanismo residencial y de áreas industriales y terciarias, estructura de los equipamientos supramunicipales, protección del paisaje, planificación del turismo, etc.

 

2. Después de prometerse en varias legislaturas que se llegaría a constituir una entidad que agrupase a los municipios del ámbito citado para poder llegar a acuerdos en las áreas señaladas, finalmente el 23 de febrero de 2012 se constituyó la denominada Comunidad Urbana de Valladolid (CUVA). Se establecieron objetivos, se redactaron estatutos y organizaron comisiones.

 

3. Pero hasta el momento los resultados han sido magros. El 24 de junio de 2013 se trató de la constitución de un área territorial de prestación conjunta del servicio de autotaxi. El 20 de diciembre del mismo año la asamblea general aprobó también un convenio con la Junta de Castilla y León en materia de biomasa y la participación en la iniciativa Smart City Valladolid-Palencia. Escasísimos resultados para un proyecto extraordinariamente necesario y que necesita mucho más impulso.

 

4. Desde Izquierda Unida se ha planteado la conveniencia de desarrollar un Plan estratégico del transporte público a medio plazo; una propuesta de red de movilidad sostenible, peatonal y ciclista, de conjunto, no limitada al ocio, sino diseñada para la movilidad habitual hacia el trabajo, la residencia, las compras, el estudio, etc. Se ha requerido la reorganización a medio plazo del conjunto de los sistemas de abastecimiento y saneamiento en un sistema público (en ocasiones un municipio está en tres mancomunidades distintas a la vez y debería reorganizarse el conjunto). Racionalización de la recogida y tratamiento de residuos sólidos en torno al centro de Valladolid (hay municipios en que se recogen los residuos, se llevan a Medina y más tarde se traen a Valladolid). Se ha propuesto estimular la imagen conjunta de la comunidad. Pero en la mayoría de estos asuntos ni siquiera se ha iniciado estudio alguno. Y en determinados temas de planificación, que no implican inversión a corto plazo, sino que tienen un carácter fundamentalmente político, ni siquiera se han llevado a cabo reuniones para debatirlos. Falta intención y pulso político. Hasta en los que inicialmente se comenzó a trabajar, como el de la ordenación del transporte público de autobuses, donde parece haberse tirado la toalla.

 

5. Ni siquiera en aspectos tan elementales como la coordinación urbanística, a pesar de que está en marcha la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid, se ha convocado una reunión del Pleno de la CUVA para tratarlo y poder llegar a acuerdos. No se ha avanzado en la coordinación de la clasificación del suelo residencial de los distintos planes municipales, evitando la sobreclasificación. Y en lo relativo a la situación actual de los polígonos, áreas industriales y logísticas existentes, en desarrollo o programados (un tema esencial, desde el punto de vista del empleo), ni siquiera se ha puesto en marcha lo que podría ser un plan de impulso industrial en toda la zona. Todo parece indicar que vamos a concluir la legislatura sin que los trabajos de conjunto del alfoz vayan a dar los resultados que cabría esperar.

 

6. Por descontado que tampoco se ha avanzado nada en el estímulo a la participación respecto a posibles acuerdos de la CUVA. Sin embargo parece imprescindible contar con los vecinos y vecinas de los municipios y conocer sus opiniones, sus necesidades, sus propuestas en los asuntos que tienen que ver con la ordenación general del ámbito de acción de la CUVA.

 

Por todo ello, el concejal (o concejala) que suscribe plantea, para que sea debatida en el Pleno del día…… la presente Moción, en la que se propone adoptar los siguientes

 

ACUERDOS

1º. Se pedirá a la CUVA la elaboración de un programa amplio de trabajo. Con fechas comprometidas para estudiar y debatir los distintos temas que atienden a los objetivos fundacionales.

 

2º. Se contemplará de forma prioritaria la redacción de un Plan de impulso industrial dirigido a racionalizar el conjunto de instalaciones existentes y programadas, maximizando la posible creación de empleo.

 

 

 

Se da la circunstancia de que hoy mismo se publica en la prensa un primer mapa (borrador) con la reforma de los servicios que dependen de la Administración regional y que están negociando PP y PSOE, a partir de lo establecido en la Ley de Ordenación, Servicios y Gobierno del Territorio para “racionalizar la prestación”. Pues bien, según ese borrador los municipios de la CUVA se integrarían, según ese borrador, nada menos que en 10 “unidades básicas” distintas. Por citar algunos ejemplos significativos, Fuensaldaña formaría parte de la 13, con Valoria la Buena; Zaratán de la 7, con Peñaflor de Hornija; Villanueva de Duero de la 9, con Matapozuelos; o Tudela de Duero de la 15, que se extiende hasta Quintanilla y Olivares. Ni rastro de la CUVA. Y hablando de racionalizar, no parece lógico que un mismo municipio esté, en según de qué servicios se trate, en una u otra zona diferente. Precisamente para evitar esa confusión territorial se puso en marcha la CUVA.

 

Queda meridianamente claro que el Ayuntamiento de Valladolid, pese a ser el municipio mayor de la zona ordenada (y que reúne a más del 60% de la población de la provincia), no sólo no ha sido consultado hasta el momento sobre este asunto, sino que sus decisiones territoriales llevadas a cabo hasta ahora son ignoradas por completo, por parte de la Junta. Aunque se tratase (que no siempre es así) de servicios distintos y que pudieran tener (lo que en muchos casos no es cierto) lógicas territoriales diferentes, lo cierto es que no se ve ni un solo signo de coherencia entre el mapa de la Junta y el de la CUVA, ni una sola señal del interés por acercar la ordenación del entorno que propugna la Junta con la que se impulsa desde el Ayuntamiento de Valladolid.

Información adicional