Izquierda Unida Laguna de Duero

El Ayuntamiento de Laguna de Duero aprueba una moción de IU contra la Reforma del Sistema Eléctrico

El Ayuntamiento de Laguna de Duero ha aprobado en pleno la moción presentada por Izquierda Unida en contra la Reforma del Sistema Eléctrico planeada por el Gobierno que hace recaer el presunto déficit de tarifa sobre los usuarios, no ayuda a reducir las emisiones de CO2 y desincentiva la energía renovable. Los concejales del Ayuntamiento han entendido que la reforma afecta al Municipio ya que habrá que hacer frente  a un mayor coste de la energía tanto para las arcas municipales como para las economías familiares de los vecinos de la localidad. La moción estuvo defendida por el Concejal de IU, Jesús Salamanca.

 


La moción también hace alusión a la situación en que deja la reforma a las energías renovables y a la dificultad que tendrá nuestro país en cumplir el protocolo de Kioto si seguimos apostando, como hace el Gobierno del PP impulsado por las compañías eléctricas por la energía nuclear o la térmica.  Por último, la moción señala que hay que insistir en que esta reforma se ha preparado sin participación de los afectados, ni ciudadanos, ni administraciones afectadas, ni consumidores ni empresas del sector, y con severas críticas tanto del órgano regulador, la Comisión Nacional de la Energía, como de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia.

En su exposición ha señalado los motivos que le han llevado a presentar esta moción y que se resumen en los siguientes:

En primer lugar debido a que va a suponer una fuerte y nueva subida -ya lo hecho en un 60% en los últimos 5 años- del precio de la electricidad al aumentarse el término fijo de la misma. El coste de la electricidad siempre ha sido una parte relevante del presupuesto municipal, que además ahora se verá sujeto a periódicos ajustes previsiblemente siempre al alza. Además la reforma permitirá a las compañías eléctricas comercializadoras cortar el suministro eléctrico incluso para los servicios esenciales: bomberos, centros sanitarios, colegios, etc.

En segundo lugar esta subida de la factura afectara todavía más a los ciudadanos en situación económicamente vulnerable, agravando el problema de la pobreza energética, que se estima sufre ya un 10% de la población, y a lo que hoy ya muchos ayuntamientos tienen que hacer frente desde sus servicios sociales.

Por último va a tener un impacto negativo sobre la actividad económica del municipio pues mantiene la moratoria en la construcción de nuevas plantas renovables, reduciendo la retribución en las existentes y bloqueando el autoconsumo, lo que supone la destrucción de empleos vinculados directa o indirectamente al sector, la pérdida de inversiones, la reducción de la recaudación asociada al desarrollo de nuevas instalaciones o el aumento de costes a pequeños comerciantes e industrias por el aumento de las tarifas.

 

Información adicional