Izquierda Unida Laguna de Duero

¿Qué ha pasado en Sada? - Lunes 9 - Laguna de Duero - 19h

El capitalismo salvaje al que estamos sometidos ha vuelto a dar muestras de su inclemencia en Valladolid. Ahora le ha tocado a la empresa Sada que está amenazada de cierre. Sus trabajadores y trabajadoras están movilizados para evitarlo. Para mostrar nuestro apoyo a la plantilla y reflexionar sobre cómo transformar este modelo económico tan injusto hemos organizado una charla el próximo lunes, día 9 de enero, a las 19,00 horas en la Casa de las Artes de Laguna de Duero con la presencia de nuestros compañeros Nieves Muñumer, presidenta del Comité de Empresa de Sada por CCOO, y Juan Manuel Ramos, responsable de industrias agroalimentarias de la Federación de Industria de CCOO Castilla y León.

Para IU es además la ocasión de presentar la campaña “Que no nos jodan la vida” con la que estamos sensibilizando a la sociedad sobre los problemas que genera este capitalismo sin alma que gobierna el mundo y que está llevando a muchas personas a una situación límite. Una parte de esa campaña es para nosotros “Que no nos cierren las empresas”, el subtítulo que le hemos dado a nuestra charla. Con actos como éste, Izquierda Unida quiere mostrar el apoyo, la solidaridad y los deseos de lucha a todos los compañeros y compañeras que están librando batallas contra este injusto modelo que explota los recursos naturales, exprime a las personas, acapara ayudas públicas y, cuando la lógica de los beneficios económicos se lo dicta, cierra las empresas sin reparar en los daños que ocasiona. Antes ha ocurrido con Lauki, Dulciora o Lex Nova y, muy recientemente, con la empresa que explota el hotel Marqués de la Ensenada. 

Como sabéis, Sada es un matadero de aves que compra su materia prima a las granjas cercanas a Valladolid y distribuye en grandes superficies. De este modo el cierre no sólo deja en la calle a los trabajadores y trabajadoras, algunos de ellos falsos autónomos que constituían una cooperativa que ha tenido que cerrar, sino también a las personas que mantenían las granjas. El motivo alegado por la empresa es que no tienen ya el contrato con Mercadona, su principal cliente, lo que, quizá, también nos tiene que hacer reflexionar sobre cómo afrontar nuestro papel de consumidores para apoyar a las empresas locales.

Esperamos que podáis participar con nosotros y nosotras en este acto para sumar cada vez más fuerzas con las que combatir este capitalismo que se está imponiendo en contra de las personas y a favor sólo de los beneficios económicos. Saludos cordiales.

Información adicional